LAS TRES CLAVES

Raúl García y su relación con el Getafe

09.02.2020 | 13:17
Los jugadores del Athletic celebran con Raúl García el tanto firmado por el navarro, que volvió a ver portería contra el Getafe para adelantar en el marcador a los rojiblancos.

1. El navarro firma su primer gol de la temporada contra el rival ante el que debutó con el Athletic en septiembre de 2015 en San Mamés, partido en el que también vio portería

Bilbao - El Getafe, en un partido marcado por la intensidad y las continuas disputas, volvió a hacer sonreír a Raúl García en materia realizadora. El navarro, no en vano, firmó en el Coliseum su primera diana del curso para adelantar en el marcador al Athletic en el minuto 4. Su tanto, sellado con un remate inapelable tras buena asistencia de Ander Capa, sirvió para que los leones rescataran un punto frente a un rival al que también marcó Raúl García a domicilio dos temporadas atrás, así como en su debut oficial como rojiblanco.

En su primer encuentro con la camiseta del Athletic el 13 de septiembre de 2015, el de Zizur Mayor firmó uno de los tres goles con los que los hombres dirigidos entonces por Ernesto Valverde sometieron en La Catedral al conjunto azulón.

En total son cinco los tantos que suma Raúl García en su carrera contra el Getafe, al que marcó también por partida doble en un escandaloso 7-0 cuando era jugador del Atlético, antes de incoporarse a la disciplina bilbaina hace cuatro años.

2. Dani García-Beñat, regreso al plan conocido

Gaizka Garitano, motivado por el tipo de partido que esperaba en el Coliseum, devolvió a la suplencia a Unai López, sin minutos ayer tras arrancar la liga como titular contra el Barcelona

Bilbao - La película proyectada en el Coliseum resultó conocida a Unai López, quien vivió anoche una especie de regreso al pasado. Un año después de iniciar la liga como titular ante el Leganés en San Mamés a las órdenes de Eduardo Berizzo, encuentro en el que los leones sumaron los tres puntos sobre la bocina, el centrocampista guipuzcoano repitió titularidad en el estreno del presente curso frente al Barcelona, también en La Catedral y con triunfo de por medio gracias a una obra de arte de Aritz Aduriz en los minutos finales. En ambos ejercicios, sin embargo, se ha encontrado en medio del mismo escenario Unai López con la llegada de la segunda jornada: la suplencia.

Si el donostiarra se veía abocado a ver desde el banquillo el segundo choque liguero del pasado ejercicio, la cita de ayer no trajo mejores noticias al donostiarra, quien volvió a quedarse sin minutos al igual que le sucedió un año atrás. Gaizka Garitano, no en vano, decidió regresar al plan conocido concediendo las llaves del centro del campo a Dani García y Beñat Etxebarria, la pareja de mediocentros más utilizada por el técnico derioztarra desde su llegada al banquillo rojiblanco.

La alianza de ambos desde el pitido inicial hizo que Unai López iniciara el choque sentado en el banquillo, lugar que solo abandonó para calentar en la banda pese a que Beñat no completó los noventa minutos en el Coliseum. El de Igorre, que acumuló 74 minutos en las piernas después de disponer de solo diez la pasada semana ante el Barcelona, fue reemplazado por Aritz Aduriz en una sustitución inusual en Garitano.

Con 1-1 en el luminoso, el entrenador rojiblanco, sin Unai López en mente, varió el dibujo al retrasar unos metros a Raúl García y situar a Aduriz como punta de lanza al lado de Iñaki Williams. El 1-4-4-2 por el que apostó Garitano en la recta final del partido dejó así sin minutos al 8 del Athletic, quien intentará entrar de nuevo en los planes del preparador derioztarra para no verse envuelto en una situación que le resulta tan conocida como adversa en el plano personal.

3. Larrazabal, el león número 620 en jugar con el Athletic

El esguince de tobillo de De Marcos propició el debut del extremo bilbaino 29 años después de que su padre se estrenara con el primer equipo

Bilbao - Segunda jornada de liga y segundo debut en clave rojiblanca. Si en la cita inaugural del campeonato fue el joven Oihan Sancet quien se estrenó como león con el Barcelona como rival en San Mamés, anoche, en el Coliseum, fue Gaizka Larrazabal quien tuvo sus primeros minutos oficiales con el Athletic tras sustituir a Óscar de Marcos al filo del descanso. El esguince del tobillo izquierdo que sufrió el de Laguardia propició el debut del extremo bilbaino, quien inició así su recorrido en el primer equipo rojiblanco 29 años después de que lo hiciera su padre, Aitor. El mítico lateral del Athletic, que completó catorce temporadas como león con un total de 445 partidos y 43 goles a sus espaldas, debutó el lejano 2 de septiembre de 1990 frente al Tenerife en un envite en el que los pupilos de Javier Clemente cayeron derrotados por 1-0.

Aitor Larrazabal, con 19 años, se estrenó como titular. Ayer, su hijo, a sus 21 primaveras, lo hizo desde el banquillo para convertirse en el jugador número 620 que juega con el Athletic. Su aportación, sin llegar a ser determinante, sirvió a los de Garitano para obtener cierta amplitud en una banda derecha liderada por Ander Capa. Una cabalgada en el minuto 62 del ayer debutante, que no encontró rematador dentro del área getafense, puso en alerta a José Bordalás, quien dio entrada minutos después al lateral camerunés Allan Nyom a pierna cambiada en sustitución de Raúl Carnero para contrarrestar la potencia en carrera del joven extremo bilbaino.

Apenas tuvo una oportunidad más para exhibir sus cualidades Larrazabal, quien debutó con Aritz Aduriz en el campo diecisiete años después de que el delantero donostiarra hiciera lo propio con su padre, Aitor, sobre el terreno de juego, según informó y recordó a través de Twitter la cuenta Adurizpedia.