Borussia Monchengladbach 0 - Athletic 2

El Athletic carbura

El conjunto rojiblanco cierra con una victoria ante el Borussia Monchengladbach su ‘stage’ de preparación en tierras alemanas, del que regresa tras dos buenas actuaciones

09.02.2020 | 10:50
Lang rechaza con la mano dentro del área la volea de Córdoba que provocó el penalti a favor del Athletic.

Cierra con una victoria ante el Borussia Monchengladbach su ‘stage’ de preparación en tierras alemanas

BORUSSIA MÖNCHENGLADBACH: Sommer; Lang, Elvedi, Ginter, Poulsen; Strobl, Cuisance, Neuhaus; Musel (Min. 64, Noss), Bennetts y Plea.

ATHLETIC: Athletic: Simón (Min. 46, Herrerín); Capa (Min. 67, De Marcos), Núñez (Min. 67, Vivian), Nolaskoain (Min. 67, Yeray), Yuri (Min. 67, Balenziaga); Dani García (Min. 67, San José), Unai López (Min. 67, Sancet), Ibai (Min. 67, Larrazabal), Muniain (Min. 67, Raúl García), Córdoba (Min. 66, Vicente); y Williams (Min. 67, Villalibre).

Goles: 0-1: Min. 15; Williams, de penalti. 0-2: Min. 51; Córdoba.

Árbitro: Florian Exner (Alemania). Amonestó a los rojiblancos Dani García, Unai López y Yuri Berchiche.

Incidencias: Unos 4.500 espectadores en el Christopeit Sport Arena de Velbert para presenciar el encuentro amistoso que enfrentó al Athletic y al Borussi Monchengladbach.

El Athletic cerró su stage de pretemporada en tierras alemanas con una victoria clara y merecida ante el Borussia Mönchengladbach por dos goles a cero a menos de tres semanas del estreno liguero frente al Barcelona. Las sensaciones que transmitió la tropa de Gaizka Garitano, como en la jornada previa ante el Paderborn, fueron bastante positivas, con alguna destacada actuación individual y una impresión general de equipo sólido, lo que a estas alturas del verano se entiende como una buena noticia. Además, tras recibir tres goles el sábado, el conjunto rojiblanco dejó su portería a cero, que no es nada significativo pero siempre es una buena noticia. Aunque el Borussia Mönchengladbach presentó un equipo con numerosos suplentes, exigió en diversas facetas a un Athletic que carbura.

Sin el intenso ritmo del encuentro del sábado ante el Paderborn, pues el rival no exigió emplearse con tanta energía, el conjunto rojiblanco ofreció una imagen distinta, más sobria en defensa y algo más de elaboración en la zona ancha, con Unai López al mando de las operaciones. El centrocampista fue uno de los más destacados y no solo con el balón en los pies, ya que aunque le costó arrancar, enseguida se puso el mono de trabajo y junto a Dani García ofreció buenos minutos en labores de contención. Con el conjunto germano aguardando en su propio campo, los primeros minutos del choque fueron típicos de pretemporada, de mucho control en el centro del campo por parte de ambos equipos y poca profundidad. El primer aviso del encuentro fue de los locales, pero Plea, que recibió dentro del área tras una muy buena acción de Cuisance, un joven centrocampista francés que apunta maneras, se encontraba en fuera de juego y el árbitro invalidó la acción en el minuto 7. Le sucedió lo mismo en el 77; en ambas ocasiones acertó el colegiado.

Como lo haría también al cuarto de hora de juego al señalar penalti por mano de Lang tras una volea de Córdoba. En este caso hizo valer la nueva norma de la FIFA, que rige que todas las manos dentro del área son penalti, para señalar la pena máxima que se encargó de transformar Iñaki Williams, que se encontró con confianza y le pidió a Iker Muniain ejecutar el lanzamiento. El delantero bilbaino, autor de un doblete ante el Arenas, anotó así su tercer tanto de la pretemporada. Una buena noticia que el delantero esté enchufado.

Pese al gol, no subieron en exceso las pulsaciones. El Athletic siguió llevando las riendas, buscando las bandas, donde Ibai y Córdoba alternaron en numerosas ocasiones. Ayer, además, a diferencia de lo sucedido el sábado, los dos laterales, Capa y Yuri, aportaron profundidad por ambos costados.

El cambio más sustancial con respecto a la cita ante el Paderborn llegó en defensa, donde el cuadro bilbaino se mostró muy sólido y, cuando los atacantes germanos les superaron, se toparon con Simón primero y con Herrerín, quien sustituyó al murgiarra al descanso, después. Ambos han arrancado con fuerza la pretemporada y ayer también dejaron buenas impresiones. El primero sacó una muy buena mano para desviar a córner un disparo lejano de Neuhaus en la que fue su única intervención del choque, mientras que el bilbaino se lució hasta en dos ocasiones.

A la vuelta de vestuarios Unai López perdió algo de protagonismo en favor de Muniain, algo gris en el primer acto y bastante más participativo y decisivo en el segundo. No varió en exceso el guion del encuentro, ni siquiera a partir del minuto 51, con el segundo gol del Athletic, obra este de Córdoba, poco acostumbrado a ver puerta y que ha firmado un buen fin de semana tras marcar ante el Paderborn y el Borussia Mönchengladbach. El gol, eso sí, no debió subir al marcador, pues Williams, el asistente, arrancó el claro fuera de juego. Por suerte para todos, el VAR aún no ha llegado a los bolos veraniegos.

detalles de sancet Tras el tanto, el choque bajó en intensidad, el cansancio hizo aparición en ambos equipos y el fútbol perdió calidad y crecieron las imprecisiones. La retahíla de cambios, hasta diez del tirón en el bando rojiblanco, devolvió algo de frescura al choque. Debutó Villalibre, inédito en los dos primeros amistosos y que ayer se dejó el alma en cada balón, pero no jugaron Ganea ni Ezkieta, que no han disfrutado de minutos en ninguno de los dos amistosos en tierras alemanas. Quien sí jugó fue Sancet, un futbolista de los que son considerados con buen criterio como diferentes y que como ante el Paderborn, dejó detalles de su calidad en los poco más de 20 minutos que dispuso.

El navarro, como San José, es de los que menos ha participado el fin de semana, apenas 40 minutos repartidos en los dos encuentros, por lo que parecen partir un escalón por detrás de algunos de sus compañeros. En ambos partidos, eso sí, el palo evitó que Sancet hiciera gol, demostrando la facilidad que tiene para llegar al área rival.

No hubo tiempo para mucho más. El Athletic cerró su stage de preparación con una trabajada y merecida victoria ante el Borussia Mönchengladbach y, como el sábado, ofreció una buena imagen, lo que sin duda debe impulsar a la plantilla a seguir trabajando con seriedad en las tres semanas que les restan de pretemporada antes de iniciar la liga ante el Barça. El Athletic carbura.