Los líderes de la UE amenazan a Rusia con sanciones "políticas y económicas"

La Eurocámara considera que Putin busca "concesiones" de Occidente con el envío de tropas a la frontera con Ucrania

17.12.2021 | 00:31
Los líderes de los países que integran la Unión Europea se reunieron ayer en Bruselas con la vista puesta en la situación de Ucrania.

Los líderes de la Unión Europea (UE) avisaron ayer de posibles sanciones "políticas y económicas" a Rusia si agrede a Ucrania, amenaza lanzada a tenor del refuerzo militar ruso en la frontera con ese país.

El primer ministro letón, Krisjanis Karins, consideró que la UE "debe estudiar un amplio abanico de sanciones" con el fin de disuadir a Rusia de agredir a Ucrania, algo que "ahora podría obtenerse mejor con claras y dolorosas sanciones económicas a Rusia si prosigue la escalada".

En la misma línea, el primer ministro lituano, Gitanas Nauseda, dijo que la UE tiene "suficientes herramientas" para disuadir a Rusia de una agresión, empezando por "sanciones económicas y sectoriales", y debe hacer "todo lo que esté en su mano" para evitar el "peor escenario" de una intervención militar en Ucrania, "que desafortunadamente no podemos excluir". La región báltica, dijo, afronta su situación más "peligrosa" en los últimos 30 años, también por la actuación del régimen de Alexandr Lukashenko.

Por su parte, el primer ministro esloveno, Janez Jansa, dijo que podría haber "canales abiertos para negociaciones serias en los próximos días quizás en el formato de Normandía", que reúne a Ucrania y Rusia con Francia y Alemania como mediadores, pero que si la diplomacia no funciona las sanciones "están sobre la mesa".

Asimismo, el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, dijo que se prepara un "amplio paquete" de sanciones y reiteró que "cualquier acción agresiva tendrá un precio político y económico" para Rusia.

Petición desde estrasburgo
 

Por otra parte, el Parlamento Europeo condenó ayer el despliegue militar de Rusia en la frontera con Ucrania y advirtió de que estos movimientos son una herramienta "para lograr que Occidente haga concesiones políticas a costa de Ucrania".

"Rusia puede interpretar los actos de compromiso o de apaciguamiento por parte de Occidente como una debilidad y que esto solo la animaría a aumentar aún más su actitud agresiva", subrayó el Parlamento Europeo en una resolución aprobada por 548 votos a favor, 69 en contra y 54 abstenciones.

La Eurocámara insistió en su respaldo a la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y recalcó que no hay ninguna justificación para los actuales movimientos de tropas rusas en torno a la frontera de ambos países, una situación que ha llevado a la Unión Europea (UE) a explorar la preparación sanciones en el caso de que evolucione en una agresión militar. "Es la segunda vez que esto ocurre en el presente año" y "este despliegue militar ha venido acompañado de un drástico aumento de la retórica beligerante por parte de Rusia", señalaron los eurodiputados.

Además, la resolución reclama a Rusia que retire "inmediata y completamente" sus fuerzas militares, ponga fin a su amenaza contra la integridad territorial de Ucrania y "detenga todas las medidas que agravan aún más el conflicto". "El despliegue militar ruso también supone una amenaza para la paz, la estabilidad y la seguridad generales de Europa", añade el texto.

La OTAN y la crisis de ucrania

"Consecuencias masivas y alto precio"

Sin señales. La OTAN aseguró este jueves que "una nueva agresión contra Ucrania tendrá consecuencias masivas y acarreará un alto precio". En un comunicado publicado ayer noche, los países de la Alianza Atlántica aseguraron que están "gravemente preocupados por la sustancial concentración militar rusa, no provocada e injustificada en las fronteras de Ucrania" e hicieron un llamamiento a Rusia para una "desescalada inmediata" de la tensión con Kiev. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró ayer que la Alianza no ve "señales" de que la concentración militar rusa junto a Ucrania se esté deteniendo, y volvió a advertir a Moscú sobre las "graves consecuencias" de un ataque.

noticias de deia