El desacuerdo por las Cuentas acerca los comicios en Portugal

El Partido Comunista y el Bloque de Izquierda ratifican su "no" a los Presupuestos para 2022

26.10.2021 | 00:14
El primer ministro de Portugal, el socialista Antonio Costa.

Portugal puede estar cerca de unas elecciones generales anticipadas, ya que en las últimas horas tanto el Partido Comunista (PCP) como el Bloque de Izquierda (BE) han ratificado que votarán en contra de los Presupuestos para 2022 planteados por el Gobierno socialista. El líder del PCP, Jerónimo de Sousa, dejó ayer claro que el voto de sus 12 escaños será contrario a los Presupuestos, al igual que ha advertido el BE, cuyos 18 diputados, salvo acuerdo de última hora, también son contrarios a las Cuentas planteadas para el próximo año.

El Partido Socialista gobierna Portugal con 108 diputados, del total de 230 que tiene la cámara, por lo que para sacar adelante los presupuestos necesita la abstención de los 12 escaños del PCP o de los 18 del BE, ya que los 79 diputados del PSD (centroderecha) votarán en contra.

El líder de los comunistas, Jerónimo de Sousa, dejó claro, en conferencia de prensa, que votará en contra porque "el país necesita de señales claras para la solución de problemas como los salarios bajos". Hay pensionistas, insistió Sousa, que "cobran 300 o 400 euros mensuales", por lo que la cuestión de los salarios la calificó como "una emergencia nacional".

"No hay que esconder lo que es real", aseguró Jerónimo de Sousa, que recordó que en los últimos meses su partido mantuvo "largas negociaciones" con el Gobierno socialista de António Costa.

Sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo "in extremis" antes de la votación el próximo miércoles, Jerónimo de Sousa aseguró a los periodistas que no "cree en brujas". "La cuestión no es si habrá o no elecciones, la cuestión no es la crisis política, la cuestión son los problemas de fondo de la sociedad portuguesa", aseguró el líder del PCP.

Por su parte, Catarina Martins, líder del BE, que el fin de semana dejó claro que votarán en contra, recordó ayer que los nueve puntos que su grupo planteó al Gobierno han sido rechazados. El combate a la pobreza, las pensiones o el IVA de la energía son algunas cuestiones que indicó Catarina Martins entre los principales desacuerdos. Aún así, insistió en que la puerta a un posible acuerdo seguirá abierta "hasta el mismo día de la votación".

Tres abstenciones


Para que los Presupuestos de 2022 no sean tumbados, Costa necesita sumar ocho diputados que no voten en contra, es decir, lograr que una mayoría de la Cámara vote a favor o se abstenga. Si a los 108 diputados del PS LE suman 8 abstenciones, la situación estaría resuelta.

En la mañana de ayer, los tres diputados del animalista PAN anunciaron que se abstendrían, al igual que una diputada no adscrita que dejó el PAN hace unos meses, Cristina Rodrigues, que también anunció que no rechazaría los presupuestos.

La diputada no adscrita del partido LIVRE Joacine Katar Moreira, que obtuvo un escaño en las elecciones de 2019, también se abstendrá, por lo que la clave está en sumar tres diputados más que, obligatoriamente, tienen que salir de los escaños del PCP (12) o BE (18), ya que el PSD ha dejado claro que los rechazará.

Ante la negativa de los partidos de izquierdas, Costa intensificó en las últimas horas una defensa de sus Presupuestos, tanto en las redes sociales como a través de comparecencias públicas. Duarte Cordeiro, secretario de Estado de Asuntos Parlamentarios y uno de los hombres fuertes del PS, insistía ayer en que el Gobierno ha dado respuesta a las peticiones del BE en materia de sanidad, trabajo o pensiones.

noticias de deia