La coalición de Merkel, en plena precampaña interna

Los conservadores se debaten entre el centrista Laschet (CDU) y el derechista Söder (CSU)

04.02.2021 | 00:43

Berlín – La gran coalición de la canciller Angela Merkel –apodada Groko por su nombre en alemán, Grosse Koalition– entró en la fase final de esta legislatura bajo el dominio del covid-19 y entre tensiones propias de una precampaña, a ocho meses de las elecciones generales.

Las cúpulas de los tres partidos –la Unión Cristianodemócrata (CDU), su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD)– se reunieron por primera vez en este año, en un momento crucial para mostrar solidez y perfiles propios.

Los socialdemócratas aspiran a mejoras en las ayudas a la familia, pequeños o medianos empresarios y trabajadores afectados por el cierre de la vida pública. Desde el bloque conservador se insiste en que el regreso a la normalidad depende de la vacuna.

La primera reunión del año en Cancillería de las cúpulas de la Groko se produce unas semanas después de la elección como líder de la CDU del centrista Armin Laschet.

Queda por definir quién será el candidato conservador a la Cancillería, lo que surge por consenso entre la CDU y la CSU. En los medios alemanes se abunda en el pulso entre Laschet y el líder bávaro, Markus Söder, más popular entre el electorado del conjunto del país en buena parte por su gestión de la crisis en su Land (estado).

Baviera optó por la línea cautelosa y restrictiva en los momentos más álgidos de la pandemia; Renania del Norte-Westfalia, cuyo gobierno regional lidera Laschet, ha dado bandazos en la lucha contra el covid y acumula retrasos en la campaña de vacunación.

Laschet representa la vía centrista de Merkel. Söder es más carismático, pero tiene en contra su adscripción a un partido mucho más derechista y menos europeísta que su hermana mayor, la CDU.

Los socios socialdemócratas tienen el dilema de la candidatura resuelto desde agosto de 2020. El elegido fue el ministro de Finanzas y vicecanciller de la Groko, Olaf Scholz. A Scholz le favorece su carácter moderado y su experiencia de gobierno, aunque hoy por hoy las encuestas sitúan al SPD en el tercer puesto en intención de voto, tras la CDU/CSU y los Verdes.

noticias de deia