Suiza, Austria y países nórdicos, modelos a imitar

17.05.2020 | 09:19
Contenedores para reciclaje de distintos materiales en Suiza

El escenario internacional muestra grandes contrastes, con EE.UU. y Rusia a la cola del reciclaje

BILBAO – La cultura del reciclaje ha calado hondo en Europa, con países convertidos en modelos internacionales en la materia, como Suiza, mientras que dentro del mundo desarrollado, otros como Estados Unidos contrastan por la baja tasa de aprovechamiento de los residuos –solo recicla alrededor de un tercio de sus desechos sólidos–. Junto a Suiza –que recicla más de la mitad de los residuos que genera–, Austria y los países nórdicos, al igual que Alemania –ha superado el objetivo fijado para todos los miembros de la UE para 2020–, los Países Bajos (con Holanda y Bégica en cabeza) y Canadá, conviven desde hace años con una fuerte cultura del reciclaje, según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente. Si bien los países conocidos como "desarrollados" son, a su vez, los que más desechos generan. Entre ellos la Unión Europea, Canadá, Japón, Nueva Zelanda y sobre todo Estados Unidos, que produce tres veces más desechos que la media global. De hecho, es el país con más desechos por persona del mundo.

A continuación, les siguen la zona de Asia Oriental y el Pacífico. América Latina y Caribe apenas generan residuos en términos comparativos. Y África subsahariana se lleva el premio, ocasionando el más leve impacto en el medio ambiente. Ya en 2007, la Unión Europea era la región con mayor conciencia sobre los impactos de la acumulación de desechos y con los mejores mecanismos para hacer frente a este problema. Países como Austria y los nórdicos reciclaban ya entonces más del 60% de los residuos municipales, llegando casi al 90% en Bélgica. Peor caso es el de Rusia, el país más grande del mundo en cuanto a superficie y uno de los que más basura genera, que solo recicla el 4 % de sus desechos anuales. En términos generales, recientes estudios revelan que a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año. Y de ellos, tan solo un 16% (323 millones de toneladas) de esa basura es reciclada. Otros países que mejoran notablemente con el paso de los años son Reino Unido e Irlanda, que alzan su porcentaje en casi 30 puntos en solo 10 años. Por otra parte, cabe mencionar a Eslovenia, Polonia y Hungría, quienes también progresan adecuadamente desde su unión a la Eurozona. Con todo, en 2025, todos los miembros de la UE deberán reciclar al menos el 55% de los residuos municipales. En 2035, el porcentaje debe llegar al 65%.

COMPROMISO EN LA PANDEMIA. Por otro lado, la organización Ecoembes ha expuesto que desde el inicio del estado de alarma, los ciudadanos españoles han incrementado en un 15% el uso del contenedor amarillo para reciclar sus envases de brik, plástico y metal. Lo que denota que la pandemia no ha conseguido que la ciudadanía abandone su compromiso con el reciclaje. En las centrales de procesamiento se extreman las medidas de seguridad estos días.

noticias de deia