Detenido el presunto asesino del joven cuyos restos fueron hallados en Arrigunaga

La Ertzaintza encontró el lunes en la ría, en Barakaldo, más partes del cuerpo de la víctima

08.03.2021 | 10:30

Un hombre de 51 años fue detenido en la madrugada del lunes como presunto autor de la muerte de un joven de Barakaldo, cuyo cadáver fue encontrado seccionado a mediados de enero en la playa getxotarra de Arrigunaga, y en la ría, en una búsqueda que se prolongó durante varios días. El sospechoso habría confesado la autoría del crimen, según informaron fuentes del caso. La Ertzaintza encontró el lunes varias bolsas de plástico con más restos humanos en la ría, a la altura de la localidad fabril, relacionados con este caso, según informó el departamento de Seguridad del Gobierno vasco.

La Ertzaintza halla nuevos restos humanos. Vídeo: Jose Mari Mari Martínez

El primer hallazgo se produjo el pasado 10 de enero, cuando una persona encontró lo que posteriormente se comprobó que era una pierna humana cuando paseaba por el arenal de Arrigunaga. Los primeros indicios apuntaron ya a posibles signos de criminalidad, sospechando que se podía tratar de una muerte provocada, ya que la extremidad inferior parecía haber sido seccionada por un elemento mecánico.
 
Los restos humanos correspondían, como se pudo constatar posteriormente, a un hombre de 34 años, vecino de Barakaldo, que permanecía en paradero desconocido desde el día de Nochebuena y que al parecer arrastraba problemas personales relacionados con drogas. Su familia no tenía noticias suyas desde aquellos días previos a la Navidad.

A partir de ese momento, se puso en marcha un operativo de búsqueda por parte de la Ertzaintza en el mismo arenal, compuesto por la Unidad de Vigilancia y Rastreo, y los perros de la Unidad Canina, que peinaron tanto la zona de playa como las rocas, así como algunos contenedores que se encontraban en las inmediaciones. Desde una embarcación también fue rastreada la zona de agua del entorno de la playa.

Búsqueda de restos humanos en la playa de Arrigunaga

Nuevos restos


El dispositivo permitió encontrar más restos humanos en el lugar, que fueron recogidos por la policía científica y los forenses para tratar de identificar a quién pertenecían y aclarar las circunstancias en las que se produjo la muerte de esa persona.
 
El operativo se amplió días después a la zona de la ría, partiendo de la hipótesis de que las mareas pudieran haber movido los restos entre la desembocadura del Nervión y la playa. También se registró, el 16 de enero, una lonja de Barakaldo, situada en la calle Escuela Artes y Oficios, de la zona de Urban, en busca de evidencias que permitieran aportar nuevos datos a la investigación abierta por la policía vasca.
 
La Sección de Investigación Criminal Territorial de Bizkaia de la Ertzaintza se hizo cargo de la investigación, que permitió la detención a lo largo de la madrugada del lunes de un hombre de 51 años como presunto autor del homicidio.
 
El detenido continuaba el lunes en dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición judicial, y en su declaración ante la Ertzaintza habría confesado la autoría del crimen, según informaron fuentes de la investigación del caso. En principio, se prevé que pase a disposición judicial en los próximos días.
 
Esas mismas fuentes informaron asimismo de que el detenido convivía con la víctima en la lonja que fue registrada en enero, por lo que pudo deshacerse del cadáver en la propia localidad fabril y las mareas desplazaron algunos de los restos hasta Arrigunaga. 
 
Agentes de la Ertzaintza, pertenecientes a la Policía Científica, la Unidad de Vigilancia y Rescate, y la Unidad Canina se desplazaron el lunes hasta el barrio de Urban, donde fue registrada una lonja en relación a este caso. Las patrullas rastrearon tanto la zona de la ría, a bordo de varias embarcaciones con la colaboración de buzos, como algunos espacios en tierra del entorno, con la ayuda de perros de la patrulla canina, en busca de nuevos indicios sobre lo ocurrido.
noticias de deia