Cerrada desde las cuatro de la tarde de ayer

La Diputación reabre un carril en cada sentido en la A-8

45 operarios, con trajes específicos de protección, han trabajado durante toda la noche para liberar la calzada en sentido Bilbao

07.02.2020 | 12:58
Desprendimiento en la A-8.

BILBAO. La Diputación ha conseguido reabrir un carril en cada sentido en la autopista A-8, cerrada totalmente a la circulación desde las cuatro de la tarde de ayer debido al desprendimiento de un vertedero cercano, así como la variante de Ermua, también afectada. Un total de 45 personas del departamento de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, equipados con trajes específicos de protección ante la presencia de amianto, han trabajado durante toda la noche para retirar parte de los entre 3.000 y 4.000 metros cúbicos que habían quedado depositados en la calzada, según ha informado el responsable del área, Imanol Pradales.

Actualmente, el departamento está a la espera de los informes geológicos que permitan conocer si es posible retirar las toneladas de tierra que aún ocupan los carriles en sentido Donostia o si esa acción provocaría el derrumbe del resto de la ladera.

Producido el derrumbe, el departamento desplazó hasta el lugar un equipo compuesto por 45 personas y un importante despliegue técnico: seis retroexcavadoras, una pala cargadora, doce bañeras, un camión con pinzas, tres torres de luz, cinco taladores, un equipo de drones y un camión cisterna de suministro de combustible. El objetivo era despejar los dos carriles de la calzada de la A-8 para habilitar un by-pass que permitiera reabrir al tráfico la carretera, así como la adyacente variante de Ermua, la N-634.

Sobre la medianoche, los trabajos tuvieron que ser paralizados durante algo más de hora y media tras confirmarse, por parte de los técnicos de Osalan, el hallazgo de amianto entre los escombros desprendidos desde el vertedero. "Se han tenido que para los trabajos para activar medidas de protección especiales", tras lo cual el equipo pudo seguir trabajando. Pradales explicó que existe un protocolo de protección de las personas cuando tienen que actuar con materias peligrosas. "Obviamente, lo que hemos hecho es seguir a pies juntillas el protocolo que establece Osalan. Nuestros operarios homologados, formados y con las medidas de protección oportunas del amianto", especificó. Además, una vez que han finalizado esos trabajos "existe también un protocolo de desinfección que hay que seguir". Entre otros elementos, en el lugar trabajó un camión cisterna para lavar toda la maquinaria in situ.

Pese a haber podido retirar parte de los depósitos caídos sobre la autopista, Pradales advirtió de que la ladera sigue siendo "inestable", por lo que no saben cuándo se podrán reanudar los trabajos despejar la calzada en sentido Donostia. "Tenemos que tener la certeza de que entrando ahí con maquinarias, además del amianto, no nos encontraremos con una inestabilidad que ponga en riesgo la seguridad de las personas", señalo Pradales. "Nuestros geólogos nos han dicho que hay cierta inestabilidad arriba, en la zona del vertedero. Tomar medidas de estabilización de ese vertedero y de seguridad y protección de las personas es lo primero", detalló. Ese equipo de geólogos está realizando un estudio topográfico de la zona, "para tener los resultados y los informes técnicos pertinentes que nos indiquen cómo actuar". La reanudación de los trabajos dependerá de las decisiones que tomen la Mesa de Coordinación de Emergencias.

CASERÍOS DESALOJADOS

Además, esa presencia de amianto ha obligado también a desalojar a los habitantes de dos caseríos que se sitúan en las inmediaciones. "La mesa de crisis –reunida durante esta mañana en Bilbao– está tomando todas las medidas de seguridad necesarias, incluido este desalojo, como una medida más de las que se están tomando desde ayer por la tarde", explicó.

Respecto a la presencia de amianto en el vertedero, Pradales precisó que los responsables de dilucidar esa cuestión son los técnicos de Osalan, "con quienes estamos coordinados en todo momento y quienes irán desvelando qué ha ocurrido con el amianto, la dimensión del vertido de ese material...". Además, advirtió de que "la autorización, el control y el seguimiento de vertederos no le corresponde a la Diputación, sino al departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco".

noticias de deia