Un incendio en Trapagaran envuelve Ezkerraldea en una gran nube de humo

El fuego, registrado en una chatarrería, no provocó heridos pero obligó a movilizar a bomberos de seis parques

03.02.2020 | 06:20

Trapagaran - Un aparatoso incendio registrado ayer a primera hora de la mañana en la chatarrería Burón de Trapagaran provocó una gran columna de humo que se extendió por todo Ezkerraldea, aunque no se registraron heridos y la nube de humo no contenía partículas químicas dañinas para la salud, según explicó el Departamento vasco de Seguridad.

El aviso del suceso se produjo en torno a las 7.10 horas cuando, por causas que se desconocen, se originó un fuego en el solar de una chatarrería situada en el polígono industrial Ibarzaharra, ubicado en la carretera San Vicente, frente a un concesionario de vehículos y junto a los terrenos de la Babcock&Wilcox en Trapagaran.

Dada la complejidad del incendio y la cantidad de desechos, piezas de automóviles y restos de materiales acumulados en la zona, hasta el lugar se desplazaron dotaciones de bomberos de seis parques diferentes de Bizkaia -Urioste, Artaza, Basauri, Derio, Zalla, Iurreta, además del apoyo de efectivos de Gernika y Markina-, que trabajaron a lo largo de todo el día por turnos -y continuarán durante el día de hoy- con ocho vehículos de agua y dos autoescalas en las tareas de extinción del incendio. También se desplazaron hasta el lugar efectivos sanitarios y de Protección Civil para colaborar en el operativo.

En este sentido, fuentes de la Diputación Foral de Bizkaia aseguraron que tras cerca de cuatro horas de trabajo, sobre la una de la tarde, los bomberos consiguieron reducir la intensidad del fuego, pero al cierre de esta edición seguían tratando de sofocarlo del todo al tratarse de un "siniestro de larga duración", según detallaron fuentes de los Bomberos de Bizkaia. Por este motivo, por la tarde instalaron un sistema de iluminación para poder seguir desarrollando las tareas de extinción durante la noche.

Sobre esta línea, durante las labores de extinción, en las que intervinieron un total de 25 bomberos, también se emplearon máquinas para la manipulación de materiales tipo pulpo con la misión de remover la chatarra para tratar de sofocar las llamas de los residuos.

Por su parte, los vecinos del barrio Elguero de Trapagaran, situado a escasos metros de la chatarrería y en el que viven más de un centenar de vecinos, fueron los más afectados por la intensa humareda del incendio. A las 7.30 horas, efectivos de la Ertzaintza y de la Policía local de Trapagaran les despertaron para avisarles del suceso y les recomendaron que cerrasen las ventanas y permaneciesen en casa, aunque precisaron que no había riesgos para la salud.

Galindo La intensidad de las llamas fue de tal magnitud que generó una columna de humo visible desde varios kilómetros a la redonda. "Había una gran humareda negra, no se podía estar en la calle", señaló Koldo Hierro, vecino de Elguero, que por la tarde se quedó en casa para evitar respirar el intenso humo que, poco a poco, fue disminuyendo a lo largo del día.

Asimismo, por la mañana, el viento propagó también el humo hasta la parte baja de Sestao y obligó a las autoridades a suspender los partidos de fútbol previstos en las instalaciones deportivas de Galindo. De igual modo, responsables municipales de Trapagaran, como el alcalde Xabier Cuéllar y la concejala de Seguridad Ciudadana, Iratxe Etxezarraga, visitaron Elguero para conocer de primera mano la evolución del incendio.

Al mismo tiempo, las autoridades también prestaron especial atención a la residencia Aspace, ubicada en el barrio de Elguero. Los responsables de esta asociación sin ánimo de lucro destinada al cuidado de personas con parálisis cerebral, tras recibir el aviso de la Policía vasca, como medida preventiva, agruparon a todos los residentes en una de las salas del centro para su control.

Por último, al cierre de esta edición, efectivos de bomberos proseguían con las labores de control del incendio que se prolongarán a lo largo del día de hoy.

Incendio