Los vídeos descartan que 2 identificados por la víctima de Bilbao la violaran

Se encontraban moviéndose en la zona de las escaleras del Mercado de la Ribera

09.02.2020 | 12:57

Se encontraban moviéndose en la zona de las escaleras del Mercado de la Ribera

BILBAO. La titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Bilbao ha mantenido en libertad con medidas cautelares inicialmente a dos de los tres investigados que han pasado este miércoles por las ruedas de reconocimiento y que aparecen en las imágenes de vídeo, y posteriormente, sobre las cuatro de la tarde y tras escuchar a todas las partes, ha dictado la misma medida para el tercero.

En el auto se indica que la víctima  identificó "sin manifestar duda alguna" a este último investigado, que no aparece en las imágenes de los vídeos de seguridad, como uno de los participantes en la agresión sexual.

Sin embargo, considera que este reconocimiento "no puede erigirse en dato incriminatorio capaz de sustentar la adopción de una medida cautelar tan gravosa como la prisión provisional", porque la joven también reconoció a otros dos investigados cuya presencia en el lugar y momento de los hechos no parece posible a tenor de las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la zona del Mercado de La Ribera".

La jueza ha entendido que, aún tratándose el investigado de una persona que no tiene regularizada su situación administrativa en España, donde reside desde hace tres años, y careciendo de arraigo familiar y laboral, tiene "una cierta estabilidad", y que el riesgo de sustraerse a la acción de la Justicia "se ve minorado" por su conducta  de presentarse todos los días en el Juzgado.

Los dos investigados a quienes, según la jueza, "se reconoce fácilmente en las imágenes", se encontraban moviéndose en la zona de las escaleras que dan acceso a la segunda planta del Mercado de la Ribera en el tiempo en el que se habría producido la agresión sexual grupal y posteriormente, entre las 22:00 y las 00:55 horas de la noche y madrugada del 1 al 2 de agosto.

Ayer se celebró otra rueda de reconocimiento en la que estaban presentes otros dos investigados. La víctima aseguró que uno de ellos era uno de los agresores pero identificó como tal a uno de los figurantes, por lo que su testimonio fue erróneo, según las mismas fuentes judiciales.

El sexto acusado, también en prisión, no ha sido sometido a las ruedas de reconocimiento porque fue claramente identificado por la víctima ante la Ertzaintza por un tatuaje de un búho muy visible en su cuello.

El segundo de los acusados que permanece en prisión provisional fue identificado por la víctima ante la Ertzaintza por la ropa que vestía, y en el mismo momento de la detención la Ertzaintza comprobó que en su espalda sufría unos arañazos que le habría producido la joven al defenderse de la agresión.

Según las diligencias aportadas por la Ertzaintza este miércoles al Juzgado, en los vídeo de seguridad se observa, a las 21:06 horas del 1 de agosto, a la víctima junto a una amiga y a uno de los presuntos agresores entrando en la zona de acceso a la estación del Metro de Abando.

Después se aprecia que la amiga abandona el lugar y la víctima y su presento agresor se van posteriormente del lugar por una salida lateral de la estación.

A las 21:37 horas, las cámaras de seguridad del Museo Arqueológico grabaron a la víctima y a su presunto agresor hablando mientras subían hacia el parque Etxebarria, donde se produjo la violación, por las escaleras de la Calzada de Mallona.

Por otra parte las cámaras de seguridad ubicadas en la escalera de acceso a la segunda planta del Mercado de La Ribera, en dirección hacia el puente de La Merced, grabaron entre las 22:00 horas del 1 de agosto y las 04:30 horas de la madrugada, a dos de los investigados deambulando continuamente por la zona, incluidas las horas en las que se produjo la agresión sexual, según consta en las diligencias de la Ertzaintza.

Esa zona del Mercado de la Ribera fue el escenario de la detención de los seis investigados por agentes de la Policía Municipal de Bilbao y de la Ertzaintza sobre las 04:15 horas de la madrugada del 2 de agosto.

Según las fuentes judiciales, la víctima trasladó temporalmente su residencia fuera del País Vasco junto a su familia tras producirse la agresión sexual, y solo se desplaza a Bilbao cuando es necesaria su presencia para las diligencias judiciales.