Revilla pide seguir usando la mascarilla en Cantabria: "El virus sigue ahí"

El presidente cántabro recomienda llevarla donde "haya gente" - La comunidad implementará medidas en función de cómo evolucionen los casos de coronavirus para evitar su impacto en los centros hospitalarios

22.04.2022 | 15:50
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

Cantabria implementará medidas en función de cómo evolucionen los casos de coronavirus para evitar su impacto en los centros hospitalarios de la comunidad, mientras que su presidente, Miguel Ángel Revilla, ha pedido llevar la mascarilla donde "haya gente" porque "el virus sigue ahí".

La Consejería de Sanidad cántabra trabaja además en un sistema de altas "precoces" relacionado con la hospitalización domiciliaria.

Así lo han dicho el consejero Raúl Pesquera y el gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Rafael Sotoca, tras ser preguntados por las medidas anunciadas por Asturias para frenar el avance de la pandemia.

La incidencia acumulada de Cantabria a 14 días en mayores de 60 años está en los 826 puntos, mientras que a 7 días se sitúa en 459.

"Mantener la normalidad de la actividad diaria"

El gerente del SCS ha explicado que Cantabria trabaja en medidas "parecidas a las que están poniendo todos los servicios de salud" de las distintas comunidades autónomas, que se irán implementando en función de cómo evolucione la ocupación los hospitales y de los cuidados intensivos.

"Estamos preparando los equipos e informando a todos para que, en caso de que la onda aumente, que es lo que probablemente sucederá, estemos todos listos para reaccionar y mantener la normalidad en la actividad diaria", ha subrayado, para matizar que el objetivo es "contener en lo posible la onda".

Según ha dicho, las medidas "se irán implementando en función de la evolución de los casos". "Y, cómo es cómo probable que los casos aumenten, se irán implementando en función de la elevación. Lo iremos viendo en las próximas dos o tres semanas", ha añadido.

Y ha explicado que son "medidas para evitar que el impacto de la elevación de los casos no afecte a la vida de los ciudadanos y de los centros sanitarios", con el objetivo de llegar a "un equilibrio".

En relación a la situación de Asturias, que ya ha anunciado medidas para contener el avance de la pandemia, el consejero de Sanidad de Cantabria ha afirmado que "uno nunca sabe dónde se van a disparar los casos".

"Nosotros, como siempre, nos preocupamos de lo que pasa para tener en mente las estrategias y para que la población esté tranquila. Estamos ojo avizor de todo lo que pasa", ha destacado.

Además, el presidente cántabro ha recomendado a la ciudadanía que lleve la mascarilla donde "haya gente" porque "el virus sigue ahí".

"El virus sigue, con menos virulencia, pero en los lugares en los que haya gente, recomendaría llevarla", ha afirmado el jefe del Ejecutivo cántabro a preguntas de los periodistas sobre la mascarilla.

Revilla ha reconocido que "es un engorro tener que hablar con la mascarilla, pero hay que seguir teniendo mucho cuidado porque el virus está".

noticias de deia