Euskadi afronta "últimos coletazos" del temporal, "lo peor ha pasado"

Tras registrarse más de 1.500 incidentes en tres días, Erkoreka destaca que "lo peor ya ha pasado y hoy habrá un cambio de ciclo meteorológico"

11.12.2021 | 12:28
Imagen del pantano de Ullibarri desembalsando

El Gobierno vasco ha decidido rebajar el nivel de riesgo del plan especial de inundaciones y dar por finalizado la fase de emergencia, aunque lo mantiene en Araba, tras tres días en los que se han acumulado más de un millar incidentes en toda Euskadi.

La Mesa de Crisis del Plan Especial de Riesgo de Inundaciones se ha reunido esta mañana en Bilbao, con la presencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, y del vicelehendakari y consejero vasco de Seguridad, Josu Erkoreka. Allí, se ha decidido rebajar de fase de emergencia a "fase de alerta" el Plan Especial ante el Riesgo de Inundaciones.

La decisión está motivada por la "clara mejoría" y "cambio de ciclo" de la situación meteorológica. "Las circunstancias han cambiado notablemente en relación con días anteriores", ha destacado Erkoreka, para añadir que la atención se centra ya, "de manera casi exclusiva, en Araba".

De este modo, se ha acordado mantener especial atención y vigilancia exhaustiva al sistema de embalses del Zadorra, zona alavesa que en estos momentos se encuentra en la peor situación y con mayor número de incidencias abiertas. En los últimos tres días se han dado más de 1.500 incidentes abiertos, mientras que este sábado únicamente lo están alrededor de un centenar.

Incidentes en las carreteras

A primeras horas de esta mañana del sábado la situación más preocupante se encuentra en la cuenca del Zadorra y municipios cercanos, por el fuerte desembalse de agua acumulada en el pantano de Ullibarri-Gamboa que se ha mantenido a lo largo de toda la noche y la madrugada.

Por este motivo, en Gasteiz están cortados los acceso a la ciudad por Portal de Foronda y por Portal de Gamarra y la ruta alternativa recomendada por el consistorio pasa por la localidad de Durana para enlazar con la autovía a Bilbao. Tampoco está abierta al tráfico la Avenida de los Olmos y Portal de Gamarra por el parque hasta Artapadura.



Por desprendimientos de tierras provocados por las intensas lluvias, permanecen cortada numerosas carreteras de la red secundaria, principalmente también en Gipuzkoa y Araba, aunque en Bizkaia también resultaron afectadas vías importantes como la N-633 en el alto de Trabakua, que comunica Markina con Durango.

Esta madrugada también ha habido que cortar al tráfico la BI735 que comunica Erandio con Asua, por un desprendimiento de tierras importante.

La complicada situación generada este pasado viernes por las intensas lluvias caídas en Euskadi en las carreteras y lugares poblados cercanos a las riberas de los ríos de Gipuzkoa y Araba, principalmente, permanece igual a primeras horas de este sábado, ha informado el departamento vasco de Seguridad.

De esta manera, se mantiene cortado el acceso a Gasteiz desde la N-622 en su enlace con la A-1 por continuar inundada la calzada por el desbordamiento del río Zadorra, al igual que los accesos al hospital guipuzcoano de Mendaro, donde aún se llevan a cabo labores de limpieza de la carretera de acceso al centro sanitario inundada ayer por el desbordamiento del Deba en ese punto.

Esta madrugada se ha registrado el rescate de una mujer en Ribaguda (Araba) que había quedado atrapada con su coche en una balsa de agua y ha tenido que ser sacada del vehículo por los bomberos de la cercana localidad de Miranda de Ebro (Burgos).

Ánguilas en la carretera en Oiartzun

Se mantiene el aviso amarillo

Por otro lado, y aunque a lo largo del día seguirá lloviendo, lo hará en menor intensidad y se mantendrá el aviso amarillo por lluvias por el nivel de las cuencas de los ríos.

Por último, ha anunciado que se mantendrá el nivel de desembalses vigente en los pantanos de Ulibarri y Urrugana en 90 y 30 metros cúbicos por segundo, respectivamente. "Nos aseguran que el mantenimiento de ese nivel no plantea daños adicionales", ha añadido.

noticias de deia