Euskarri buscará un proyecto vital a menores y jóvenes no tutelados

La estrategia de las instituciones vascas ayudará a los más desfavorecidos a salir adelante

16.06.2021 | 00:58
La mesa de trabajo que desarrollará la estrategia Euskarri mantuvo ayer su primera reunión. Foto: Irekia

Bilbao – Un futuro por delante. Es lo que los consejos de Gobierno del Gobierno vasco y de las tres diputaciones forales, a los que se sumó Eudel, pretenden ofrecer a los menores y jóvenes de hasta 21 años en situación de vulnerabilidad, tanto autóctonas como extranjeras, con la Declaración Interinstitucional Euskarri.

Esta estrategia consta de doce prioridades que las instituciones firmantes potenciarán, para lo cual crearon un grupo de trabajo que la desarrollará y que quedó constituido ayer en la sede de Lehendakaritza con la presencia de miembros del Gobierno vasco, las tres diputaciones forales y Eudel.

Euskarri basa su hoja de ruta en la personalización de un compromiso tanto de deberes como de derechos, mediante una relación que en el caso de los menores estará reflejado en un precontrato y en el de los jóvenes, un contrato, donde quedarán establecidos los compromisos que adquiere cada parte.

Menores y jóvenes se comprometen a luchar con responsabilidad por intentar sacar adelante su proyecto de vida, mientras que las instituciones les ofrecerán todo el apoyo necesario para hacerlo posible. Los menores recibirán ayudas al hogar, la orientación y la formación, mientras que a los jóvenes que hayan concluido su tutelaje se les facilitará la inserción laboral, el acceso a la vivienda y un sustento vital. En uno y otro caso el objetivo final es que todos los beneficiarios de la estrategia Euskarri puedan afrontar con más garantías un proyecto de vida autónoma.

Trabajo duro Sin embargo, este compromiso no será gratuito. "Euskarri se distancia de la mirada paternalista y de cualquier espíritu victimista. El mensaje educativo es que para salir adelante en la vida hay que trabajar duro, y para poder hacerlo, es preciso contar con puntos de apoyo, ofrecer herramientas y promover la resiliencia y la capacidad para superar circunstancias traumáticas", apuntó el Ejecutivo.

Por su parte, el portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, declaró que Euskarri es "un reto de país, un reto ético inmediato para aliviar su sufrimiento presente y un reto de igualdad para evitar el riesgo de exclusión permanente".

Euskarri nace tras un trabajo de años dinamizado por Lehendakari-tza y la Viceconsejería de Políticas Sociales, que a partir de ahora será desarrollado en profundidad.

Dignidad y convivencia. La pandemia de covid-19 provocada por el coronavirus SARS-CoV-2 que afecta al mundo desde marzo del año pasado ha provocado el aumento de la brechas de desigualdad y de las dificultades que sufren las personas más desfavorecidas. Según expresaron fuentes de Lakua, "su impacto afecta en mayor medida a las personas, familias y grupos más vulnerables. Probablemente, uno de los contextos de mayor vulnerabilidad es el que afecta a niños y niñas sin referente familiar y a jóvenes migrantes no acompañados. Estamos, en definitiva, tratando de la defensa y promoción de valores tan estratégicos para una sociedad democrática como la dignidad humana y la convivencia".

El covid-19 ensancha la brecha

Desigualdad y dificultades

noticias de deia