Salud no ve claro que la pandemia vaya a tocar todavía techo en Euskadi

El viceconsejero de Salud, José Luis Quintas ha advertido de que la situación epidémica de Euskadi es "preocupante"

23.04.2021 | 15:17
Gente protegida con mascarillas pasea por la calle

El viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, ha advertido este viernes de que la situación epidémica de Euskadi es "preocupante", ya que los distintos indicadores marcan que Euskadi todavía se encuentra en una "fase ascendente en la curva epidémica", y ve necesario esperar a conocer los datos de los próximos días para valorar si comienza una "posible ralentización" de la incidencia.

Quintas ha comparecido en una rueda de prensa en Vitoria junto al subdirector de Salud Pública y Adicciones, Koldo Cambra, para informar de la incidencia de la covid-19 en Euskadi que este pasado jueves registró 978 nuevos contagios de coronavirus y presenta una tasa acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes de 540,03 casos.

Quintas ha insistido en que la incidencia de la covid-19 es "muy elevada y continúa aumentando" y ha subrayado que la situación es "preocupante", ya que los distintos indicadores marcan que Euskadi todavía se encuentra en una "fase ascendente" en la curva epidémica.

No obstante, ha reconocido que la "estabilización" de la razón de tasas de incidencia (que compara la tasa de incidencia acumulada en 14 días actual con la de hace una semana) y la aproximación al valor 1 en la última semana del número reproductivo básico (que mide a cuántas personas contagia cada caso positivo), apuntan a una "posible ralentización de esta subida de la incidencia", pero cree necesario conocer los datos de los próximos días para valorar si este cambio se confirma.

En este sentido, el subdirector de Salud Pública y Adicciones, Koldo Cambra, ha indicado que todavía es "prematuro" hablar de esta estabilización, y ha recordado que este viernes el índice de reproducción se ha situado en 1,03, el mismo valor que ha tenido en los últimos días.

Preguntado por el distinto comportamiento de cada Territorio Histórico, Cambra ha explicado que Araba--con una tasa de 437-- está alcanzando una estabilización en las tasas, mientras que Gipuzkoa -- con una tasa de incidencia de 711,21 casos-- ha registrado una subida "más acusada" siendo en este momento la tasa más alta de Euskadi.

El subdirector de Salud Pública cree que esta situación de incremento puede estar afectada por el cambio de la variante del coronavirus, ya que en la fase actual de la pandemia la cepa predominante sigue siendo la británica; y en el caso de Gipuzkoa, podría estar afectada por el periodo vacacional de Semana Santa, con "más interacciones" entre las personas.

VARIANTES BRASILEÑA Y SUDAFRICANA

Respecto a las variantes, el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha registrado hasta el momento 222 casos de la variante brasileña y 54 casos de la variante sudafricana del coronavirus.

Asimismo, ha explicado que se ha producido una transmisión local de estas cepas, y que se está registrando un incremento "sostenido" en el número de casos de estas variantes detectados en Euskadi, donde la cepa predominante en la actualidad sigue siendo la británica.

El Departamento de Salud ha detallado que en las últimas semanas ha habido "varias cadenas" de contagios de estas variantes, que han afectado a determinadas zonas de Bizkaia y Gipuzkoa.

Respecto al cribado realizado en Oñati, ha informado de que se han realizado 223 pruebas de las que cuatro resultaron positivas, un índice de positividad del 1,79%; mientras que el realizado en Rentería se hicieron pruebas a 364 personas con doce positivos, una tasa de positividad del 3,3%.

PRESION HOSPITALARIA

El viceconsejero de Salud ha señalado que la alta tasa de incidencia soportada en las últimas semanas, se ha trasladado a la presión asistencial de Osakidetza y ha destacado que se ha llegado a este momento de "tensionamiento" del Servicio Vasco de Salud "con un suelo más alto que en olas y picos anteriores" y que el número medio diario de nuevos ingresos hospitalarios en siete días es "muy elevado, similar al registrado en los peores momentos del mes de noviembre y superior al pico de febrero".

En este sentido, ha concretado que en los hospitales vascos hay en la actualidad 554 personas ingresadas con covid-19 en planta y 173 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Además, ha informado de que Osakidetza cuenta con 363 camas UCI abiertas con una ocupación total del 80-81% de los que el 47,66% son pacientes covid-19.

Asimismo, ha explicado de que la suspensión de actividades en los hospitales ha sido hasta ahora "muy escasa" aunque ha informado de que se han desprogramado intervenciones de cirugía "demorables" y "poco más". "No ha habido todavía que tomar la medida de liberación de camas y recursos para covid-19", ha indicado.

Quintas ha afirmado que Osakidetza tiene todavía una capacidad "muy grande" de seguir aumentando recursos y ha destacado que el Plan de Contingencia de Osakidetza continúa en el escenario tres de cinco posibles. "Todavía no estamos cerca ni de pasar al cuatro", ha aclarado.

Por último, el viceconsejero de Salud ha pedido a la población que cumpla con las medidas de restricción social que establece el Plan Bizi Berri III del Gobierno vasco y ha recordado que en la actualidad, el 66% de la población vasca se encuentra afectada por un cierre perimetral.

"Lo importante es que las medidas se cumplan en la mayor medida posible porque va a ser lo que nos dé la garantía para superar este último pico que estamos sufriendo, cuanto antes", ha concluido.

noticias de deia