Los municipios aportan datos para arrancar con la vacuna contra el coronavirus de 56 a 65 años

El Parlamento Vasco avala la estrategia de vacunación y rechaza elaborar un cronograma de inoculación

26.03.2021 | 00:50
La vacunación con AstraZeneca agiliza el calendario.

Eudel colabora con Osakidetza para extender la vacunación al personal de entre 56 y 65 años de policías locales y del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), así como a otros servicios esenciales municipales. En una nota la asociación de municipios vascos, explicó que, una vez iniciada la vacunación con AstraZeneca al personal de hasta 55 años de agentes municipales y de Ayuda a Domicilio, ahora la inoculación de la vacuna se extenderá a quienes tengan entre 56 y 65 años en ambos ámbitos y al resto de personal de servicios esenciales de ámbito local.

Para ello, los ayuntamientos vascos facilitarán a Osakidetza los datos de sus colectivos esenciales antes del próximo día 3. De esa manera, además de los 3.300 agentes de policía y 3.200 trabajadores del SAD, se incorporan al proceso de vacunación los trabajadoras sociales y el personal de los recursos de acogida nocturna o albergues municipales para personas en situación de exclusión.

Por otro lado, el pleno del Parlamento debatió ayer jueves de nuevo sobre vacunas contra el covid. Toda la oposición reiteró la falta de planificación del Gobierno vasco en la campaña de inoculación y la lentitud en la administración. EH Bildu reclamó a Lakua que elabore con urgencia un cronograma claro de vacunación, "concretando en qué semana recibirán la vacuna los grupos de personas que deben ser vacunadas en el peor escenario". Tanto PNV como PSE aseguraron que es imposible fijar fechas concretas y dejaron claro que existe una planificación y un orden que se lleva a cabo en función de las dosis disponibles en cada momento.

Salió adelante la enmienda conjunta del PNV-PSE, con la abstención de Elkarrekin y la oposición del resto de los grupos, en la que, entre otros puntos, se instó al Gobierno vasco a vacunar a la población siguiendo las prioridades establecidas por la Comisión de Salud Pública y siempre en función de la disponibilidad de vacunas. Durante el debate, la parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera defendió que se prioricen las primeras dosis sobre las segundas para inocular al mayor número de ciudadanos y conseguir la inmunidad de grupo en el menor plazo posible.

noticias de deia