La carrera contra la pandemia

Las ambulancias irán a la huelga el 5 de marzo: "Esto es insostenible"

Los sindicatos registran la convocatoria ante la falta de novedades sobre la vacunación

23.02.2021 | 14:03
Trabajadores de ambulancias se manifiestan en Bilbao

El sector del transporte sanitario en Euskadi, que presta su servicio a través de distintas empresas subcontratadas por Osakidetza, se irá a la huelga el viernes 5 de marzo. Los sindicatos ELA, LAB, UGT, CCOO, USO y CNT han registrado en las últimas horas la convocatoria, que se produce por la falta de novedades sobre la inmunización contra el covid-19 de este colectivo, integrado por más de 1.500 trabajadores.

"Ya no nos sirven las buenas palabras, ya que la situación es insostenible. El inicio de nuestra vacunación debe ser inmediato", ha reclamado este martes Aitor Gutiérrez, delegado de ELA, durante una concentración frente a la sede del Gobierno vasco en Gasteiz.

Más de un centenar de profesionales del sector han tomado parte en la protesta, la tercera que el sector celebra en apenas una semana para exigir que la vacuna no se demore más. "Somos un servicio esencial. Estamos en primera línea frente al covid y estamos todavía sin vacunar. Basta ya", ha subrayado Gutiérrez.

La consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, anunció el pasado viernes en el Parlamento Vasco que la inmunización del colectivo comenzaría esta misma semana con el preparado de Pzifer/BioNTech, el destinado al personal de primera línea en la lucha contra el virus. Sin embargo, Gutiérrez ha denunciado que el sector no ha tenido ninguna información más desde entonces.

"Ni tan siquiera se nos ha llamado para una reunión que solicitamos públicamente. No tenemos ni fecha, ni reunión, ni nada por el estilo. Ante esta falta de compromiso y de palabra de la Administración, hemos registrado este lunes la convocatoria de huelga. Nosotros sí tenemos palabra", ha recordado.

Gutiérrez ha recordado que este colectivo engloba al 99% de los profesionales del sector del transporte sanitario, frente al 1% que depende directamente de Osakidetza y ya ha sido vacunado. "Nos sentimos discriminados por parte de la Administración. El Gobierno vasco nos ningunea y nos margina", ha denunciado.