La Variante Sur Ferroviaria excavará más de 14 kilómetros de túneles y galerías

Sumará nueve salidas de emergencia, cuatro de las cuales servirán de zonas de ataque para horadar todo el trayecto

01.08.2020 | 00:19
El ramal soterrado entrará por Olabeaga para conectar con las vías de Renfe.

La futura Variante Sur Ferroviaria (VSF) implicará la excavación de catorce kilómetros de túneles de los cuales el tronco central, con casi ocho kilómetros, se convertirá en el túnel más largo excavado de un tacada en Euskadi. El trazado que permitirá sacar las mercancías del Puerto de Bilbao evitando el paso actual de trenes por los municipios de Ezkerraldea será una obra de ingeniería espectacular. Tan solo permitirá ver los trenes en superficie en el viaducto de 316 metros de longitud que será construido para salvar el río Kadagua, si finalmente el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana apuesta por la alternativa más ecológica que supone evitar el segundo viaducto sobre el río Castaños y meter el trazado bajo la superficie. Una intervención esta última solicitada de manera abrumadora en Barakaldo, incluso desde el Ayuntamiento fabril.

El estudio informativo prevé dos alternativas de construcción para la primera fase de la VSF entre la salida del túnel del Serantes, ya construido, y el barrio bilbaino de Olabeaga, donde desembocarán los convoyes con mercancías. Ambas opciones son prácticamente iguales, a excepción del soterramiento del recorrido por debajo de la zona barakaldarra de El Regato, lo que implica que la primera alternativa obliga a excavar 14.145 metros de galerías mientras que la segunda, más ecológica, se queda en los 14.097 metros. Tanto el ramal que conectará con las vías bajo el monte Serantes como el enlace en el barrio bilbaino de Olabeaga son iguales para los dos trazados, con parámetros técnicos que permitirán circular los trenes de mercancías hasta a 120 kilómetros por hora. El tramo más cercano al puerto supondrá crear un falso túnel para dos vías y una galería excavada en mina que sumará 1.181 metros antes de quedar dividida en dos partes.

El túnel del Serantes, que finaliza en el puerto, está cerrado desde 2009. Foto: Borja Guerrero

El recorrido principal de la VSF será parte en un futuro de la continuidad del tren de alta velocidad hacia Cantabria. Por ello es necesario en este punto separar el trazado en dos tubos de una vía cada uno, en una fórmula que se denomina salto de carnero, la cual evitará el cruce de los trenes de pasajeros con los que transporten mercancías. Ambas galerías en forma curvada miden 1.226 y 2.194 metros, respectivamente.

Por lo que se refiere al desvío desde el tronco común hasta Olabeaga, se conformará en un galería de una sola vía que será excavada a lo largo de 1.620 metros en la primera alternativa y 1.533 en la segunda. La diferencia viene marcada por la forma en el que el tronco de la VSF sortea el río Castaños y la ubicación del viaducto sobre el río Kadagua, un puente más corto en la primera opción, 204 metros, que los 316 que se requerirán si se elige la fórmula del soterramiento en Barakaldo.

Tramo central
 

Ese tramo central, sito entre Ortuella y el paso sobre el río que viene de Enkarterri, medirá casi ocho kilómetros que se acometerán en diferentes tramos, contratando a distintas empresas que excavarán a la vez, con el objetivo de acortar los plazos de las obras. La misma razón por la que la licitación del proyecto constructivo lanzada el jueves por Euskal Trenbide Sarea (ETS), el gestor ferroviario vasco, queda dividida en cuatro lotes.

Una medida de lo ingente de los trabajos es que las máquinas para excavar accederán a horadar el tronco principal por cuatro largas galerías que previamente han de ser excavadas. Cuatro tubos que, junto a otros cinco accesos, permitirán en primera instancia trasladar la maquinaria y, después, evacuar la tierra y rocas generadas en la excavación. A esas cuatro galerías, denominadas de ataque, se sumarán otras cuatro más que será acometidas para albergar después salidas de emergencia para viajeros, por lo que sus dimensiones serán más reducidas.

Los ramales hacia Serantes y Olabeaga también contarán con sendas galerías de evacuación con lo que, finalmente serán diez accesos los que tenga la infraestructura. La inclinación con que contará esta galería también será más pronunciada a partir del kilómetro 4,25 en dirección a Olabeaga en caso de optar por la alternativa 2. Ello es debido a que la obligación de meter el trazado por debajo del cauce del Castaños implica tener más pendiente. Este tubo principal será construido además con especificaciones técnicas muy específicas, ya que tendrá que albergar, además del tráfico de mercancías que salgan y entren a los muelles de Santurtzi, el tránsito de pasajeros que se desplacen de o hacia Cantabria.

El Gobierno central quiere que la VSF se convierta en el primer tramo del desarrollo de la alta velocidad ferroviaria por la cornisa cantábrica, una aspiración deseada y exigida desde hace mucho tiempo sobre todo por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Por eso tendrá parámetros para que los convoyes puedan alcanzar los 250 kilómetros por hora en un túnel de 75 metros cuadrados de sección. Un ancho que permitirá circular a esa velocidad sin problemas a dos trenes en sentido contrario, a los que no perjudicarán los efectos aerodinámicos de presión en el momento de cruzarse.

El estudio descarta el uso de una perforadora gigante para acometer el túnel principal por no tener longitud suficiente. Por ello se irá al método de voladuras y máquinas rozadoras para avanzar en la galería. La previsión es excavar en cada uno de los ocho frentes de avance seis metros por jornada lo que supondrá que cada equipo horade algo más de kilómetro y medio de túnel. Esta coordinación prevé que en 25 meses, si se trabaja siete días a la semana, estaré concluida la obra civil.

Al detalle

492

millones de presupuesto. El coste de la alternativa 2 del proyecto es 492 millones, que incluye la obra civil, la instalación de vías, comunicaciones y energía, así como expropiaciones y vigilancia.

250 km/h

Velocidad. Por el túnel troncal circularán convoyes a 250 kilómetros por hora, ya que, además de mercancías, este tramo será el primero del Tren de Alta Velocidad que recorra la cornisa cantábrica.

25 meses

Periodo de obras. Asumir los trabajos desde diferentes puntos a la vez reducirá a 25 meses el tiempo de construcción, si se trabaja 24 horas al día. Si se descansa los fines de semana, el plazo aumentará a 35 meses.

6 m/día

Rendimiento. El estudio prevé un avance de seis metros por jornada en cada uno de los frentes de ataque que tendrá la construcción del túnel principal y de los dos ramales hasta el túnel del Serantes y hasta la conexión con el barrio bilbaino de Olabeaga.

Voladuras

rozadoras. Finalmente no se construirá el túnel principal usando una gran tuneladora. La escasa longitud del tramo troncal no lo hace recomendable, por lo que se empleará el tradicional sistema de voladuras y máquinas rozadas para horadar la galería.

Noticias relacionadas