200 becas remuneradas para reactivar el empleo juvenil tras el covid-19

El principal objetivo es dar acceso a un primer empleo antes de fin de año

25.06.2020 | 00:18
A la presentación acudieron representantes de la Fundación Novia Salcedo y del Gobierno vasco.

La Fundación Novia Salcedo y el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco, entre otras entidades, han puesto en marcha un plan para reactivar la contratación de jóvenes y el empleo juvenil en Euskadi, que contempla la creación "inmediata" de, al menos, 200 becas remuneradas y no laborales, así como dar acceso a un primer empleo, antes de fin de año, a más de mil graduados de los 10.000 jóvenes que terminan sus estudios este curso.

Este programa de colaboración público-privada está dirigido al colectivo juvenil especialmente dañado por la pandemia y la crisis económica y servirá también para liderar e incentivar la contratación de jóvenes y reactivar de una manera sostenible la economía de Euskadi. Tal y como indicó durante la presentación del programa la directora de Novia Salcedo Fundación, Begoña Etxebarria, según la experiencia de más de cuarenta años de la fundación, "la crisis puede ser también impulsora de nuevas oportunidades mediante la transformación de las organizaciones y los empleos porque se trata de reactivarse, colaborar, innovar y construir, insistiendo en valores como la ética, la salud colectiva, la profesionalidad y la sostenibilidad económica y ambiental". Desde su punto de vista, estos recién graduados son "personas con excelente formación, adaptados al mundo digital, y a los que la movilidad restringida y las limitaciones de acceso al mercado internacional de trabajo no han mermado sus deseos de crecer profesionalmente".

Las dos centenares de becas correspondientes a programa ReACTIVAte buscan "incentivar la conexión entre los nuevos graduados y las empresas vascas". El objetivo es que los jóvenes becados "adquieran una experiencia práctica cualificada, especialmente en aquellas áreas que el mercado demanda para los nuevos empleos emergentes, como la economía circular, la arquitectura sostenible, la eficiencia energética, los modelos de gestión avanzada, los sistemas integrados de gestión, la cultura y equipos de los negocios, el empleo sociocomunitario, la logística y la biotecnología y bioquímica".

Para optar a las becas, los jóvenes deben ser titulados universitarios, de formación profesional o doctorandos, en desempleo o mejora de empleo, así como estudiantes de último año que se han quedado sin posibilidad de prácticas por la pandemia del covid-19, con especial atención a la perspectiva de género para que la crisis no agrave la desigualdad de las mujeres. Las becas tendrán una duración mínima de cuatro meses y una máxima de seis, a jornada completa de siete horas, con una dotación bruta de 776 euros mensuales.

Formación previa de 16 horas Por su parte, tal y como explicaron durante la presentación, las empresas dispondrán así de perfiles profesionales competitivos y formados, que ayuden a dar respuesta a los nuevos requerimientos y tendencias del mercado laboral. Novia Salcedo trabajará con ellas proyectos con planes consistentes e interés formativo para el perfil del joven requerido, con un compromiso de tutorizar el progreso de los objetivos y de una evaluación final. A lo largo de la estancia en la empresa, Novia Salcedo ejercerá un sistema de seguimiento tanto al becario como al tutor de la compañía. De forma previa a la beca, será obligatoria una formación en competencias transversales, programa con una duración de 16 horas y un enfoque fundamentalmente práctico y autodirigido, con una metodología que persigue un equilibrio entre teoría y práctica, y utilizando herramientas digitales.

Los jóvenes seleccionados se irán incorporado a las empresas colaboradoras a medida que Novia Salcedo cierre los proyectos, con el objetivo de que para finales de agosto todos los jóvenes estén ya incorporados a su respectiva empresa.

En corto

Reactivación

de empleo. La Fundación Novia Salcedo y el Gobierno vasco han puesto en marcha un plan para reactivar la contratación de jóvenes y el empleo juvenil en Euskadi.

200

becas. Este plan contempla la creación "inmediata" de, al menos, 200 becas remuneradas y no laborales, así como dar acceso a un primer empleo antes de fin de año a más de 1.000 graduados de los 10.000 jóvenes que terminan este curso sus estudios.

Cuatro meses

mínimo. Las becas tendrán una duración mínima de cuatro meses y una máxima de seis, a jornada completa de siete horas, con una dotación bruta de 776 euros al mes. Además, los seleccionados tendrán una formación previa de 16 horas con un enfoque práctico y autodirigido.

noticias de deia