ÚLTIMA HORA
Euskadi detecta 835 nuevos casos de coronavirus, 350 de ellos en Bizkaia

La Diputación rediseña sus políticas de empleo para hacer frente al paro

Elabora un plan específico dotado con cinco millones de euros para paliar la crisis

07.05.2020 | 00:10
Comercio, industria y construcción han sido algunos de los sectores más golpeados por la crisis.

Superada la peor fase de la crisis sanitaria, es hora de poner el foco en la otra emergencia, la económica y social, derivada del coronavirus. El impacto del estado de alarma en Bizkaia ha sido "rápido y profundo", en palabras de la diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, Teresa Laespada, con 78.061 parados a 30 de abril, un 7,42% más que en marzo – "el peor mes nunca registrado en lo que respecta a la evolución del tejido empresarial en Euskadi"– y 13.456 ERTE que afectan a más de 100.000 personas. Para hacer frente a ello, la Diputación reordenará sus políticas de empleo, diseñando un plan específico para hacer frente a las consecuencias derivadas de esta crisis, dotado con cinco millones de euros.

En una comparecencia ante las Juntas Generales a petición de EH Bildu para dar cuenta medidas ya adoptadas desde la entrada del estado de alarma y las que tiene previsto incorporar, Laespada alertó de la alta probabilidad de que se produzca un "shock social" como consecuencia de los efectos de la pandemia y las "disparidades estructurales" entre la población del territorio, "en un escenario volátil, incierto, complejo generado por este cisne negro cuyo impacto no ha terminado". La diputada reconoció su preocupación por "las nuevas vulnerabilidades que están emergiendo" ya que son precisamente los colectivos más vulnerables los que se en mayor medida se están viendo afectados por la situación. "El shock reclama poner el foco en las personas de riesgo", abogó.

Laespada desglosó las 27 medidas adoptadas por su departamento desde el 13 de marzo, en coordinación con otras instituciones y el tercer sector, con el objetivo último de proteger a los colectivos más vulnerables. "Hemos cometido errores, seguro, en un escenario incierto, pero nadie podrá acusarnos de inacción", defendió. En materia específica de empleo, se han puesto en marcha nueve iniciativas, entre ellas una oferta formativa on line para ciudadanos afectados por expedientes de regulación de empleo, principalmente en la construcción, la industria y el comercio, los sectores más afectados por la crisis. De la mano del clúster de la construcción, la Federación Vizcaina de Empresas del Metal y la Cámara de Comercio de Bilbao, se dirige a más de medio millar de personas y se desarrollará entre abril y septiembre.

La diputada ya avanzó que luchar contra el desempleo será "mi gran prioridad a partir de ahora". Para ello, y debido al cambio de escenario, se reorientarán las políticas de empleo. El plan de empleo para este ejercicio estará dotado con 21 millones de euros, uno más que lo inicialmente previsto, de lo que cinco se destinarán específicamente a un plan de contingencia con partidas y programas adaptados a paliar los efectos de la crisis en el mercado de trabajo. El documento será presentado próximamente por la propia diputada foral en la misma sede de las Juntas Generales.