"Hay que llenar la riñonera de sentido común y llevar alguna barrita o bebida azucarada"

02.05.2020 | 00:15
Kepa Lizarraga es médico de la Federación vizcaina de montaña.

Bilbao – Seguro que anoche más de un runner durmió con un ojo entreabierto a la espera de que dieran las seis en el reloj. Sin límite de distancia, siempre que no se salgan del municipio, las pechadas de kilómetros tendrán sus secuelas.

¿Augura muchas pájaras entre los que salgan a practicar deporte durante este fin de semana?

—Puede haberlas porque hay gente que a lo mejor corre y en casa tiene sitio para tener una cinta o puede hacer ejercicio físico, pero hay mucha otra gente que, por el piso donde vive o los medios de que dispone, no ha tenido esa posibilidad.

¿Qué aconseja llevar en la riñonera para combatir esos bajones?

—Primero, que llenen casi toda la riñonera de sentido común, que vayan con calma. Si hace falta, que se tomen una tila antes de salir para frenar un poco el nervio. Por si se pasan, que lleven alguna barrita energética y bebida azucarada. Igual les ayuda a volver, aunque sea andando, si no pueden corriendo.

¿Mañana, 3 de mayo, será el Día universal de las agujetas?

—Sí, seguramente.

¿Deben tomar agua con azúcar o hay remedios más modernos?

—Siempre se ha discutido si ha valido o no. El que repongas los hidratos gastados nunca va a venir mal. Se solía aconsejar incluso tomar un cuarto de aspirina, pero es más por calmar las sensaciones. Yo diría que unas agujetas se quitan con otras. Si tienen agujetas es que han hecho ejercicio demasiado intenso. Que hagan, pero más suave.

Tirones, pequeñas torceduras€ ¿Basta con una bolsa de hielo?

—Después de haber hecho ejercicio, además de hacer una relajación, una vuelta progresiva al reposo, vendría bien utilizar cosas que podemos tener en casa. Quizás haya quien con la ducha se pueda dar un masaje si tiene chorros de agua. Si han sufrido golpes o impactos importantes, podrían darse un baño en frío. Hay quien incluso añade hielos al agua. Son las formas habituales de procurar que la inflamación que produce la práctica excesiva vuelva a la normalidad más rápido. Pero en lo que habría que insistir es en no tener agujetas. A este ritmo sí puedo. Si paso...

Con los límites establecidos, por más que estén deseando subir al Gorbea, los montañeros no van a poder cometer muchos excesos.

—Yo no voy a entrar en si son adecuados esos límites o no. Entiendo que es bueno empezar todas las cosas gradualmente, también desde el punto de vista de la salud, no solo de la medicina del deporte, sino de la salud infecciosa en este caso. Tampoco sería bueno, aunque tengamos ganas, darse grandes batidas en el monte. Si lo que vas a hacer es caminar, no correr, es mas soportable, pero sería bueno irnos testando poco a poco. Habrá que respetar la normativa, pero incluso ya por interés personal de no romper nada.

Habrá personas que hayan sido infectadas por el coronavirus que habitualmente salieran a correr. ¿Podrán hacerlo si los síntomas sufridos han sido leves?

—El problema es que no sabemos si lo hemos tenido muchos o no. Hemos podido pasarlo con un simple malestar. La gente que haya tenido una neumonía, con respiradores y demás, habrá quedado barrida, con lo cual no saldrá a hacer deporte. En todo caso, a andar porque el cuerpo les dirá que no están para más. Tendrán ganas de salir, pero no de machacarse.

"Puede haber 'pájaras' porque hay gente que, por el piso donde vive o los medios de que dispone, no ha podido hacer ejercicio"

"Si han sufrido golpes o impactos importantes, podrían darse un baño en frío. Hay quien incluso añade hielos al agua"