Cuarentena con... Rafa Alkorta

"La cocina me ha gustado de siempre, pero ahora lo estoy haciendo más"

21.04.2020 | 00:09
Rafa Alkorta

El director deportivo del Athletic, Rafa Alkorta, lleva la cuarentena con rutinas y mucho orden. En su opinión se trata de "la mejor manera para que esto pase"

Ha montado el despacho en casa y todos los días se conecta para tratar temas relacionados con renovaciones o fichajes de jugadores. El trabajo no para, pero Rafa Alkorta ha decidido tomárselo con paciencia para sobrellevar de la mejor de las maneras esta situación que ha paralizado prácticamente a todo el mundo a la vez. Todos los días se pone en marcha pronto.

¿No aprovecha para dormir un poco más?

—No, a la misma hora que cuando iba a trabajar a Lezama.

¿Hace ejercicio?

—Sí. Todos los días me conecto a YouTube y siempre encuentro algún personaje que me ayuda a ponerme las pilas.

Recomiéndeme alguno.

—Pues mira hay uno que se llama Fausto Murillo, es colombiano y es realmente divertido.

Me lo apunto.

—Es muy majete. Todos los días me conecto y hago deporte con él.

¿Y después de sudar la camiseta?

—Me pongo a trabajar. Me siento en el ordenador y empiezan las videollamadas, reuniones con entrenadores... Ya estamos preparando plantillas para el año que viene.

Mañana intensa.

—Pero encima todos los días me veo un partido.

A eso se le llama pasión.

—Estamos enfermos la verdad, lo sé.

¿Está conectado a la actualidad sobre el avance del covid-19?

—Sí, todos los días leo prensa, me informo.

¿Le queda tiempo para el sofá?

—La verdad es que aprovecho bien el tiempo. Por las tardes me relajo y las aprovecho para ver alguna serie que me enganche.

Ahora se habla más.

—Mucho más, todo el día, yo no paro. Además estoy llamando a mucha gente para interesarme por su salud.

El covid-19 ayuda a recuperar amistades perdidas.

— Así es. Al final, por el trabajo o por muchas circunstancias, pierdes el contacto y ahora dedico tiempo a recuperar esos contactos. Me hace ilusión saber de la gente.

Necesitamos más contacto.

—Estamos más sensibles. Hay gente que no lo está pasando bien. Creo que es un buen momento para recuperar aspectos de nuestra vida que estaban aparcados. Necesitamos cariño, apoyo... Es bueno estar ahí en estos momentos duros.

Si hace unos meses nos llegan a contar que iba a pasar esto...

—No nos lo creemos... Pero ya había algún gurú que hablaba de pandemias y decía que no estábamos preparados para ello.

Nos ha pillado...

—Como dice un amigo mío el virus nos ha pillado en pelotas. Somos países del primer mundo, pero nos hemos dado cuenta de todas las carencias que tenemos.

¿Piensa en el día que en el que todo esto acabe?

—No lo idealizo. Prefiero no pensar.

¿Hay algo que eche más de menos?

—Echo de menos ir al monte en bicicleta. Tengo muchas ganas, pero el día que esto termine lo primero que haré es regresar a la oficina. Lo que sí hecho de menos es esa libertad que ahora no tenemos.

¿Qué tal se mueve en la cocina?

—Muy bien. La cocina me ha gustado de siempre y ahora estoy dedicándole más tiempo.¿Desde el confinamiento ha conocido a algún vecino que no conocía?

—No, no. Los míos son unos fenómenos. De miniterraza a miniterraza interactuamos todos los días.

"No paro en todo el día, además estoy llamando a amistades para interesarme por cómo están"

"Prefiero no pensar en el día que acabe esto, pero tengo ganas de coger la bicicleta e irme al monte"


noticias de deia