ÚLTIMA HORA
Desconvocada la marcha en apoyo a Henri Parot en Arrasate
Alerta mundial por el coronavirus

El coronavirus sobrevive en el aire durante treinta minutos

Científicos chinos advierten de que puede difundirse hasta cuatro metros y medio

11.03.2020 | 01:24
Un médico habla con un paciente infectado por el coronavirus en Wuhan. Foto: Afp

Pekín – El coronavirus puede sobrevivir en el aire durante al menos treinta minutos y difundirse hasta 4,5 metros, es decir, más lejos de la "distancia de seguridad" recomendada por las autoridades sanitarias de todo el mundo, según un estudio publicado por científicos chinos.

El estudio, llevado a cabo por epidemiólogos del Gobierno chino y difundido por la prensa local, asegura que el virus puede "durar días" en superficies donde caigan gotas respiratorias infectadas, lo que aumenta el riesgo de contagio si una persona lo toca y luego se frota la cara. El tiempo que el virus dura en la superficie depende de factores como la temperatura. Por ejemplo, a unos 37 grados centígrados puede sobrevivir de dos a tres días en materiales como vidrio, tela, metal, plástico o papel.

Estos hallazgos desafían el consejo de las autoridades de salud de todo el mundo de que las personas deben permanecer separadas a una "distancia segura" de uno a dos metros, señala el periódico South China Morning Post.

Entre tanto, las cifras oficiales muestran una clara tendencia de reducción de los nuevos contagios por coronavirus en China, que en las últimas 24 horas contabilizó tan solo 19 nuevos positivos, mientras que casi 60.000 personas superaron la resultante neumonía covid-19.

Asimismo, las autoridades sanitarias chinas contabilizaron ayer 17 fallecimientos, todos ellos en la provincia de Hubei, foco de la epidemia, que registró 17 casos de los 19 nuevos. Estos 17 casos tuvieron lugar en la capital de Hubei, Wuhan, cuna del brote y en cuarentena desde el pasado 23 de enero.

Visita del presidente Xi Jinping En medio de la bajada generalizada de casos, el presidente chino, Xi Jinping, realizó ayer una visita sorpresa a Wuhan para lanzar mensajes de ánimo, y saludar a pacientes, médicos y residentes. Además de hablar con los residentes de una comunidad de vecinos que se encuentran en cuarentena en sus casas en Wuhan, Xi se acercó al Hospital Huoshenshan para "inspeccionar las labores de prevención y control de la epidemia", según la agencia Xinhua.

El mandatario chino también visitó a los pacientes que están siendo tratados en ese hospital y envió saludos a los trabajadores médicos, alentándoles a "reafirmar la confianza" para derrotar la epidemia.

El Hospital Huoshenshan, construido en solo diez días para combatir el brote de coronavirus, se convirtió en uno de los paradigmas del "milagro chino", a la vez que en la mejor herramienta propagandística de Pekín en la lucha contra la enfermedad.

Las obras de Huoshenshan comenzaron el 23 de enero y pronto los medios estatales difundieron imágenes de más de un centenar de vehículos de obra, sobre todo, excavadoras, trabajando sin descanso en una vasta superficie.

factores de riesgo Ser mayor de edad, mostrar signos de sepsis y tener problemas de coagulación de la sangre son los factores que más elevan el riesgo de muerte en las personas que ingresan en un hospital infectadas por el coronavirus. Esta es la principal conclusión de un estudio de observación realizado con 191 pacientes con covid-19: 137 fueron dados de alta y 54 murieron en centros hospitalarios de Wuhan, China.

Alrededor de la mitad de los pacientes, 91, tenía además condiciones crónicas subyacentes, siendo las más comunes la hipertensión y la diabetes. La media de edad de los fallecidos era de 69 años frente a los 52 años de las personas que fueron dadas de alta. Durante el estudio, los investigadores chinos compararon los registros clínicos, los datos de tratamiento, los resultados de laboratorio y los datos demográficos entre las personas que sobrevivieron y las que no. Así, observaron el curso clínico de los síntomas, cómo se va expulsando el virus y los cambios en los resultados de laboratorio durante la hospitalización; por ejemplo, análisis de sangre, radiografías de tórax y tomografías computarizadas. Según este trabajo, concretamente ser de edad avanzada, tener una alta puntuación en la escala que mide el estado del paciente durante su ingreso en unidades de cuidados intensivos y tener valores altos en la prueba del dímero D que busca problemas de coagulación sanguínea son factores que podrían ayudar a los clínicos a identificar en etapas tempranas a los pacientes con peor pronóstico.

"La edad avanzada, los signos de sepsis en el momento del ingreso o enfermedades subyacentes como la hipertensión arterial y la diabetes fueron factores importantes en la muerte de estos pacientes", explica Zhibo Liu, del Hospital Jinyintan de China.

Los peores resultados, agrega el investigador, en las personas de edad pueden deberse, en parte, al debilitamiento del sistema inmunológico relacionado con la edad y al aumento de la inflamación que podría promover la replicación viral y respuestas más prolongadas a la inflamación, causando daños duraderos al corazón, el cerebro y otros órganos.

noticias de deia