Unas 20.000 personas desafían al frío y la lluvia

Nafarroa Oinez: La Ribera da todo su apoyo al euskera

Unas 20.000 personas desafiaron al frío y la lluvia en Tutera
La sentencia sobre el euskera sobrevoló los discursos

09.02.2020 | 19:45
Equipos participantes en el proyecto Erronka recorren parte del circuito, ayer en la fiesta del Nafarroa Oinez.

Unas 20.000 personas desafiaron al frío y la lluvia en Tutera

tuTERa - "Se necesitara más tiempo para valorar si la aportación económica de hoy será suficiente para cumplir los objetivos. De todos modos, Ikastola Argia tiene claro que ha sido grande la colaboración y apoyo que les han dado miles de ikastolazales y euskaltzales, y que el trabajo realizado durante todo el año ha servido para fortalecer la comunidad de la ikastola". Con este balance, la Ikastola Argia calificó ayer de "éxito" la celebración del Nafarroa Oinez 2019 que se celebró en la Ciudad Agroalimentaria de Tutera y que si bien no contó con la misma participación que en ediciones anteriores, la afluencia de personas no cesó durante toda la jornada, desde las 10.00 que abrió sus puertas hasta las 18.00 que se puso punto final a las actividades previstas. La climatología, con fuerte viento, algo de lluvia a partir de las 17.00 horas y bastante frío disuadió a mucha gente de acercarse hasta la capital ribera para celebrar la fiesta del euskera, pero permitió que todos los eventos se celebraran sin problema.

La Policía Foral, a las 14.00 horas emitió un comunicado en el que daban una cifra inferior a 20.000 personas -88 autobuses y 3.200 turismos, autocaravanas incluidas-, mientras los coches no dejaban de llegar hasta el circuito.

Lo cierto es que las áreas del circuito y las zonas de conciertos estuvieron llenas y en muchas carpas había colas para coger bocadillos, comprar ropa o cambiar el dinero para usar los cupones. Pese al tiempo y la ausencia llamativa de políticos locales, como la del alcalde de Tutera, lo cierto es que la fiesta de las ikastolas fue un éxito porque una vez más -y van cuatro- hizo visible la necesidad de que en la Ribera exista un centro de enseñanza en euskera como Ikastola Argia.

Sobrevolando los discursos del acto, en el que se pasó el testigo a la ikastola Lizarra que lo celebrará en 2020, estuvo la reciente sentencia contra la consideración del euskera como mérito en las oposiciones de zona mixta y no vascófona. El vicepresidente, José María Aierdi, hizo referencia a ella al señalar que "hemos visto en estas últimas fechas que hay vaivenes en el euskera, pero estamos haciendo esfuerzos por encauzarlos, revisando o actualizando la normativa si es preciso", a lo que la presidenta de las ikastolas, Elena Zabaleta, añadió que "por encima de sentencias judiciales incomprensibles seguiremos defendiendo los derechos lingüísticos de los ciudadanos y ciudadanas navarras",

Acento ribero Bajo el lema Izan Argi!, la apertura de la fiesta se inició con un marcado acento ribero con una jota dirigida a la Ikastola Argia para decirles "Gracias por seguir regando la semilla del euskera". Para dar la bienvenida, Maru Ériz, presidenta de Argia, resaltó que era "un gran día para la ikastola y para el euskera en la Ribera". Recordó cómo padres y madres se habían multiplicado, convirtiéndose en "gestores, contables, diseñadoras, jefes de personal, expertas en tráfico, albañiles, taberneros, actrices, expertas medioambientales, músicos, dantzaris o psicólogas y todo por el bien de Argia". También tuvo palabras de recuerdo para los fundadores del centro en 1984: "Hemos recogido el testigo lanzado hace 35 años por las cinco familias, hemos aceptado el reto y lo estamos proyectando al futuro. Aquí estamos, lo tenemos claro. Izan argi!".

noticias de deia