para minimizar al máximo el nivel de estrés que sufren

Trabajadores sociales acompañarán a víctimas de violencia machista y delitos sexuales en los juzgados de Bilbao

Tras la evaluación de esta experiencia piloto, se pretende extenderlo a otras sedes judiciales a partir de 2021

09.02.2020 | 17:06
La inmensa mayoría de los asuntos que llegan al Servicio de Mediación intrajudicial son remitidos por los órganos judiciales de la CAV.

Tras la evaluación de esta experiencia piloto, se pretende extenderlo a otras sedes judiciales

BILBAO. La nueva experiencia se ha presentado este miércoles en los juzgados bilbaínos por la consejera de Justicia y Trabajo, María Jesús San José, la viceconsejera de Justicia, Loly de Juan, y la directora de Justicia, Inés Ibáñez de Maeztu, en un acto al que han asistido el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, y el juez decano de Bilbao, Aner Uriarte.

El nuevo servicio, "pionero" en el Estado y denominado Zurekin, se puso en marcha este pasado martes, 1 de octubre, y se espera que los primeros casos se empiecen a derivar a finales de este mes.

En palabras de la consejera San José, la experiencia tiene como objetivo "fortalecer aún más la atención y el apoyo que, desde la Administración de Justicia, ofrecemos a las mujeres víctimas de violencia de género".

Un equipo del Instituto de Reintegración Social de Euskadi (IRSE-EBI) --compuesto por cinco personas, profesionales de las áreas de psicología, trabajo y educación social e infantil-- se encargará de "minimizar al máximo el nivel de estrés que sufre la víctima", reconducir "su situación adversa" y garantizar que "su relación con las instancias públicas y judiciales sea lo más óptima posible".

De este modo, ha precisado la consejera, se intentará que las víctimas que tengan que acudir al juzgado a declarar lo hagan "en las mejores condiciones posibles". Se busca contener, según ha dicho, "la ansiedad que en la víctima genera la puesta en escena judicial", dotar a la víctima de las herramientas necesarias para afrontar el proceso mediante información pormenorizada, o gestionar el acceso de la víctima, "habilitando medios de protección que eviten encuentros indeseables con el agresor o con familia del agresor".

Asimismo, se encargará de "socializar la espera" e, incluso, resolver "imprevistos que puedan surgir". También se contempla la posibilidad de acudir a juicios de casos similares.

María Jesús San José ha destacado que el programa de acompañamiento incluye, por otro lado, la atención de los hijos mientras que sus progenitores realizan las gestiones pertinentes en la sede judicial. Además, cuando los menores sean "protagonistas" del proceso judicial, se realizará un análisis que servirá de apoyo a la exploración de los equipos psicosociales y unidades de valoración forense.

Las mujeres atendidas por este servicio de acompañamiento serán derivadas, en principio, a través del Servicio de Atención a la Víctima que, en función de los datos aportados por la viconsejera de Justicia, a lo largo del pasado año, atendió a 2.300 mujeres, de las cuales 1.200 eran víctimas de la violencia de género. Tras su evaluación, se pretende extenderlo a otras sedes judiciales a partir de 2021.

De Juan ha subrayado, asimismo, que este servicio, dirigido a convertir "un terreno hostil en un terreno amable", realizará acompañamiento a las mujeres víctima de la violencia de género, pero incluyendo también las víctimas de agresiones sexuales.

Este programa piloto será evaluado a mediados y finales del próximo año, con el fin de valorar el alcance que el acompañamiento integral a actuaciones judiciales tiene en las víctimas y determinar posibles políticas públicas en relación a esta materia dentro del ámbito competencial de la Dirección de Justicia del Gobierno Vasco.

En caso de que en la evaluación se detecte que este servicio "funciona", el Departamento de Justicia pretende implementarlo en todas las sedes judiciales vasca a partir de 2021, según ha avanzado la viceconsejera.

ANIMA A DENUNCIAR

Finalmente, la consejera María Jesús San José ha animado a las víctimas a denunciar y ha destacado, en este sentido, que "tienen a su disposición servicios que les van a acompañar y ayudar". Según ha remarcado, la violencia hacia la mujer es "una lacra que tenemos que intentar que se acabe".

Preguntada por la sucesión de casos de denuncias de agresiones que se han conocido en las últimas semanas, ha opinado que "hoy en día la información que se transmite y los servicios que se ponen a disposición de las mujeres hacen que se animen a denunciar, cuando antes igual no lo hacían".

En todo caso, ha insistido en que es necesario hacer que las víctimas "se sientan cómodas dentro del proceso judicial" y que "no les suponga un trauma" denunciar.

Por otro lado, en relación a las críticas a la puesta en libertad de detenidos como presuntos autores tras su paso a disposición judicial, ha respondido que "los jueces tienen mucha más información que la que tenemos nosotros y, al final, con esos datos, con esas pruebas, toman decisiones que valoran y piensan que son las idóneas". En cualquier caso, ha animado a que "no se quede ninguna mujer sin denunciar un hecho de este tipo".

noticias de deia