La OMM señala que el último junio ha sido el más cálido desde 1880

La ola de calor de la última semana del mes se dejó sentir en Euskadi, con doce registros récord

09.02.2020 | 09:54
Ola de calor en Euskadi

La ola de calor de la última semana del mes se dejó sentir en Euskadi, con doce registros récord

GINEBRA. El pasado junio fue el más cálido desde 1880, cuando empezaron a efectuarse los registros mensuales de temperaturas, según anunció ayer la Organización Meteorológica Mundial (OMM). La ola de calor que afectó a la península Ibérica y a buena parte de Europa en la última semana de junio, también se notó en Euskadi, que registró doce valores récord de temperaturas máximas en lo que llevamos de siglo.

El récord de temperatura para junio se experimentó tanto en tierra como en el mar, y según los datos que recoge y procesa la OMM, nueve de los diez meses de junio más calientes han tenido lugar desde 2010, mientras el décimo se remonta a 1998. Esta evaluación de las temperaturas incluyen el hemisferio sur, donde es invierno, y donde también se ha experimentado el mes de junio con la mayor temperatura promedio.

"No solo es Europa, esto está ocurriendo globalmente", dijo la portavoz de la OMM, Clare Nullis, recordando que este continente experimentó recientemente una fuerte ola de calor que, según las previsiones, se repetirá a partir de la próxima semana. Preguntada si algunas especies podrían sucumbir con temperaturas tan elevadas, Nullis dijo que "ya lo estamos viendo en la actualidad, los arrecifes de coral están bajo un estrés enorme por la acidificación del océano y las olas de calor".

Las altas temperaturas de junio también han sido causantes de una reducción importante del hielo en el mar del Ártico, cuya superficie ha sido la más pequeña de los últimos 41 años, que es desde que existen registros. Otro efecto ha sido la multiplicación de incendios incontrolados en el Círculo Ártico en las últimas semanas, en particular en Alaska y Siberia, donde las temperaturas también han roto récords.

En cuanto a la previsión, el calor se instalará el fin de semana, sobre todo en Andalucía, Aragón, ambas Castillas, Madrid y Extremadura, con valores sofocantes -entre 38 y 40 grados-, que se alargarán hasta el próximo jueves. Sin embargo, hoy sábado la presencia de un frente frío poco activo afectará al norte de Galicia y al Cantábrico con algunas lluvias débiles.