IV BBK DEIA ELKARTASUN SARIAK: Pablo González, director gerente de Gorabide

Pablo González: “Hay evidencias de que el mundo ha cambiado para mejor para las personas con discapacidad”

Más de 50 años de trayectoria avala a Gorabide, una entidad que surgió por la necesidad de unir fuerzas y tener servicios para las personas con discapacidad intelectual

09.02.2020 | 04:56
Pablo González Gutiérrez tiene claros los retos de Gorabide.Foto: Borja Guerrero

Más de 50 años de trayectoria avala a Gorabide, que surgió por la necesidad de unir fuerzas

Bilbao - El 28 de abril hubo un hito que despertó muchas conciencias. Por primera vez en la historia, las personas con discapacidad podían ejercer el derecho al sufragio. Han sido muchos años de lucha, de reivindicaciones para un colectivo que poco a poco ve cómo se están dando pasos en materia de derechos. Pablo González Gutiérrez es el director gerente de Gorabide, que el 12 de junio ofrecerá la ponencia inaugural de los IV BBK DEIA Elkartasun Sariak.

Gorabide es una entidad con más de medio siglo de historia, ¿qué impulsó su creación?

-En 1962 a las personas con discapacidad intelectual no se las veía, había una situación de estigma social, y no había ninguna red de servicios que diesen una mínima cobertura a esa situación. Algunas familias tomaron conciencia de que juntos podían tener una mayor capacidad de resolver problemas individuales que también eran sociales y conformaron el núcleo de lo que hoy es la asociación.

En estos años, ¿ha cambiado ese estigma de 1962?

-Hay evidencias de que el mundo ha cambiado para mejor para las personas con discapacidad porque existe una red de servicios que puede apoyar a las personas. Otra de las evidencias es el propio liderazgo de las personas con discapacidad. En las dos últimas convocatorias electorales han tenido derecho a voto. La Diputación de Bizkaia ha sacado una oferta pública de empleo reservando plazas a personas con discapacidad intelectual adaptando el proceso de la oposición. Ese es uno de lo síntomas de que el mundo ha cambiado.

¿Qué pasos hay que dar para que se dé una integración total?

-Estamos pensado en el siguiente plan estratégico porque el actual termina este 2019. Si nos preguntaran en qué hemos contribuido sería en la transformación social. Identificamos cinco ejes de actuación. El primero tiene que ver con intensificar el movimiento asociativo de familias y personas con discapacidad. Hay que ser activos con programas que tengan que ver con la accesibilidad cognitiva, con trasladar actitudes positivas hacia las personas con discapacidad, y seguir insistiendo en la defensa de derechos sostenidos sobre cambios legislativos.

¿Cuál sería el segundo eje de acción?

-Todas las necesidades de tipo residencial, de centro de día no están cubiertas. Hay un dato que es paradójico. En diciembre de 2018 se cumplieron diez años de la Ley de Servicios Sociales. En este tiempo la lista de espera para personas con discapacidad de servicios residenciales, de centros de día ha aumentado.

¿Más usuarios o menos recursos?

-No ha habido una destrucción de recursos pero no ha habido un ritmo de crecimiento lo suficiente para dar respuesta a la demanda que hay. El segundo eje va a seguir manteniendo activa la parte de reivindicación social.

¿Y la tercera guía del nuevo plan?

-La gestión del conocimiento y la incidencia social. Hay una parte del trabajo de las asociaciones que ha tenido que ver con crear valores. Transmitir valores en torno a la discapacidad intelectual, que se vea a las personas con discapacidad intelectual, fomentar la presencia pública en acciones socialmente valorables y buscar mucha complicidad ese va a ser otro eje junto con buscar alianzas con entornos de conocimiento que podamos crear sinergias.

¿Qué dos puntos cerrarían el próximo plan estratégico?

-El cuarto sería cuál es el valor añadido de la gestión de los servicios por parte de asociaciones como la nuestra. Y el quinto sería hacerlo como hasta ahora, de manera cooperativa.

¿Qué valoración hace del plan que termina este año?

-Nuestro logro ha sido ayudar a la transformación social desde tres líneas de actuación. Ser excelentes en la gestión de los servicios, poner a las personas con discapacidad en el centro y el aumento de la visibilidad y valoración social en roles socialmente positivos.

¿Cuál es el perfil de las personas a las que atiende Gorabide?

-Si somos una sociedad envejecida, también las personas con discapacidad. A veces ocurre que las personas con discapacidad entran en el sistema de dependencia y es una ruptura en el curso vital. Es algo a evitar. Hay que adaptar los apoyos a la nueva situación, los ritmos y el entorno para que los perciban como propios.