a la espera de poder viajar a Libia

El 'Aita Mari' reparte material humanitario entre 12.000 refugiados de Quíos y Lesbos

09.02.2020 | 01:19
El 'Aita Mari' en Quios

La embarcación vasca logró atracar este pasado lunes en Lesbos  para distribuir ayuda sanitaria

BILBAO.  La embarcación vasca logró atracar este pasado lunes en Lesbos  para distribuir ayuda sanitaria entre las personas migrantes que  residen en los campos de la isla. 'Aita Mari', de la asociación  Salvamento Marítimo Humanitario (SMH), llegó procedente de Quíos,  tras casi una semana de travesía por aguas del Mediterráneo y cargado  con medicinas, ropa y otros bienes de primera necesidad a bordo, para  repartir entre los miles de refugiados que se encuentran en Grecia.

La ONG ha informado, en un comunicado, de que más de 12.000  personas recibirán las medicinas, productos sanitarios, higiénicos,  mantas y ropa que llevaban en su bodega. Este ha sido el final de un  primer viaje humanitario, a la espera de que el Gobierno de España  permita al buque navegar hacia la ruta migratoria "más mortífera del  mundo: Italia-Libia".

"Desgraciadamente, desde hace ya tres meses, el Ejecutivo bloquea  a nuestro buque para realizar labores de salvamento en el  Mediterráneo central. En este tiempo, más de 250 personas han perdido  la vida mientras intentaban llegar a Europa", ha apuntado.

LA SITUACIÓN EN LIBIA

Salvamento Marítimo Humanitario ha recurrido esta decisión en los  tribunales y ante la Dirección general de la Marina Mercante, pero  todavía no ha recibido "ninguna respuesta".

"Hoy en día, en Libia se está produciendo una guerra que toca ya  las puertas de Trípoli. Las últimas noticias apuntan, además, que los  autoproclamados guardacostas libios, entrenados y financiados con  dinero europeo, han amartillado las patrulleras que Italia les  regaló, y las están usando como unidades de guerra en este  conflicto", ha destacado.

Además, ha recordado que, en la misma situación que el 'Aita  Mari', se encuentra el buque 'Open Arms', que este martes iniciará su  viaje hacia las islas del Egeo. A su vez, en Malta está retenido el  'Lifeline' y, en Córcega, el 'Sea Watch 3'. "A nuestros compañeros y  compañeras del Open Arms les deseamos buena proa y buenos vientos y  estamos deseosos de reencontrarnos en Lesbos", ha concluido la ONG.