investigación científica

Un hombre con VIH se cura con un trasplante de células madre

Un inglés protagoniza el segundo caso de curación del sida, diez años después del primero

08.02.2020 | 20:09
Una persona se somete a un test para detectar si tiene VIH.

Un inglés protagoniza el segundo caso de curación del sida, diez años después del primero

Barcelona - Un paciente de Londres protagonizó el segundo caso del mundo de remisión del VIH sin antirretrovirales después de año y medio sin tratamiento contra el virus, tratándose nuevamente de "algo único y muy especial", como destaca la coautora del estudio María Salgado.

El Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona coordinó el estudio que logró el segundo caso en el mundo de una persona portadora del VIH que, tras someterse a un trasplante de células madre, lleva 18 meses en remisión del virus a pesar de no tomar tratamiento antirretroviral.

El caso de este paciente, que fue tratado en Londres, es el segundo en el que un paciente consigue que el VIH no reaparezca en su organismo, después del de Timothy Ray Brown, sometido en 2007 a un trasplante de médula ósea para tratar una leucemia.

El paciente de Londres era portador del VIH desde 2003, y en 2012 se le detectó un linfoma de Hodgkin por el que se sometió a un trasplante de células madre en 2016.

A los 16 meses del trasplante, los médicos interrumpieron el tratamiento antirretroviral y a día de hoy, 18 meses después, el virus permanece indetectable en su sangre, cuando habitualmente, cuando las personas con infección por el VIH interrumpen el tratamiento, el virus rebota en las cuatro primeras semanas.

El coautor del estudio y colíder del consorcio IciTem, Javier Martínez-Picado, explicó que "la principal conclusión que extraemos de toda esta información es que es posible conseguir una remisión total del virus".

Por su parte, el director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas sobre el VIH/sida, Michel Sidibé, manifestó su alegría por el avance publicado en la revista Nature. "La noticia nos da gran esperanza de que en el futuro podremos acabar con el sida mediante la ciencia, a través de una vacuna o de una cura, pero al mismo tiempo muestra cuán lejos estamos de eso y la importancia de seguir concentrándonos en la prevención y el tratamiento del VIH", explicó. - Efe