marlaska visita ceuta

España y Marruecos estudian el modo de devolución de los menas

Abogan por el retorno con sus familias, aunque siempre teniendo en cuenta el interés superior del menor

08.02.2020 | 03:00
Marlaska, en rueda de prensa.

Abogan por el retorno con sus familias, aunque siempre teniendo en cuenta el interés superior del meno

Ceuta - El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció ayer que se está trabajando "estrechamente" con Marruecos para que los menores extranjeros no acompañados (menas) retornen a su país de origen con sus familias, aunque siempre teniendo en cuenta el interés superior del menor. En declaraciones a los periodistas durante su visita oficial a Ceuta, Grande-Marlaska mostró su preocupación por la situación que sufren estos menores, y señaló que pese a no ser competencia directa del Ministerio del Interior "forman parte de las ocupaciones del Gobierno".

El ministro resaltó que desde octubre de 2018, tras la reunión que mantuvo en Madrid con su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit, se está trabajando en la articulación de una serie de medidas con las que, siempre velando por el interés superior del menor, se pueda dar la mejor de las respuesta a esta situación. Se refirió, en este sentido, a la política de cooperación y coordinación que mantienen España y Marruecos, al tiempo que insistió en el interés preferente que dicho país tiene por sus menores y compatriotas. Respecto a la presión que sufren tanto Ceuta como Melilla ante la elevada presencia de menores no acompañados, dijo que el Gobierno español "está muy comprometido" con esta situación y recordó que se han concedido y presupuestado "créditos especiales de ayudas a todas las administraciones autonómicas para que puedan ocuparse del bienestar de estos menores".

Durante su visita a Ceuta, destacó también al trabajo que realizan los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la ciudad autónoma y reconoció la falta de efectivos. Recordó que el Gobierno, en los ocho meses que lleva de mandato, ha iniciado un camino con el que quiere aumentar las plantillas de las Fuerzas de Seguridad del Estado, algo que "requiere su tiempo pero que está en la senda de conseguirlo". Incidió en que el Gobierno quiere aumentar el gasto en seguridad hasta un 0,63% del Producto Interior Bruto y que la tasa de reposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sea del 115%, y no del 107% fijado para la Función Pública en general. - Efe