punto de encuentro

“Hay más enfermos de lo que parece, pero están ocultos”

Se presenta en Durango una asociación de afectados por enfermedades de sensibilidad central

07.02.2020 | 22:32
Roberto Martínez, Alberto Silva y Natxo Cartón, durante la presentación de ayer.Foto: A. Salterain

Se presenta en Durango una asociación de afectados por enfermedades de sensibilidad central

Durango - Los afectados por fatiga crónica, sensibilidad química múltiple, fibromialgia y sensibilidad electromagnética de Euskadi cuenta desde ayer con un punto de encuentro. Un asociación que buscará luchar por visibilizar a estos enfermos y luchar para que su calidad de vida mejore.

La presentación de la agrupación tuvo lugar ayer en Durango, donde tendrá su sede. Roberto Martínez, presidente de la entidad, explicó ante decenas de personas que acudieron a la cita, los objetivos principales por los que trabajarán. "Sobre todo luchamos por mejorar la calidad de vida de los afectados, queremos ofrecer toda la información de la que dispongamos para que sea punto de partida en la comprensión y aceptación de sus enfermedades, así como la adaptación a sus necesidades. Hemos colgado en una página de Internet, que estará operativa en breve, unos 70 documentos, más de la mitad hechos por Eva María, por su experiencia y trabajo realizado, y recopilación de experiencias de otros enfermos que van desde productos de aseo, menaje del hogar, pinturas, mejoras en la casa, hasta protocolos de asistencia sanitaria, médicos... que pueden facilitar la vida de los que acaban de descubrir su enfermedad, de los que la padecen desde hace tiempo, de los familiares y amigos y de las personas en general que quieran cambiar su estilo de vida", explicó ayer Martínez. "Abogamos por la colaboración y creación de sinergias entre asociaciones e instituciones. Siempre con el objetivo máximo de sumar, crear, construir, colaborar para mejorar la calidad de vida de los afectados hacer posibles sus y nuestros derechos", añadieron.

Según matizaron, uno de los aspectos en los que se quiere trabajar es en la visibilización de estos enfermos. "Hay más enfermos de lo que parece, pero están ocultos por que no pueden hacer una vida normal y muchos incluso no pueden salir de casa", advirtieron. El momento más emotivo del acto fue cuando se proyectó un vídeo de una de las personas afectadas, Eva María Hazas, una durangarra de 41 años, enferma por sensibilidad química múltiple y sensibilidad electromagnética y marido de Roberto Martínez, presidente de la agrupación. Durante 18 minutos expuso su día a día. "La calle es para mí un campo de batalla, me afecta todo lo relacionado con productos químicos, como colonias, perfumes, desodorantes o detergentes, además de campos electromagnéticos como la cobertura de los móviles", explicó. Aunque describió un complicado horizonte, quiso lanzar un mensaje positivo, señalando que "la asociación se ha creado para ayudarnos entre todos".

En la presentación de ayer acudió también una representación de Osakidetza, con Mireia Elkoroiribe, asesora del departamento de Salud y Guillermo Viñegra, responsable de programas sanitarios y relaciones ciudadanas.