El CGPJ estudia su informe crítico sobre el proyecto de la ley trans

El borrador del dictamen considera "loable" la finalidad de la norma, que es evitar la discriminación de los colectivos trans y LGTBI, pero incluye varias "consideraciones técnicas" al apreciar en el texto "aspectos oscuros" y "disfunciones"

20.04.2022 | 08:58
Concentración por los Derechos Humanos de la Infancia y Juventud Trans, frente al Congreso.

El pleno del Consejo General del Poder Judicial estudia este miércoles el borrador de su informe sobre el anteproyecto de ley trans, un análisis que advierte de que la norma puede perjudicar a las mujeres no transexuales y que pide más controles cuando un menor de 16 años quiera cambiar de sexo en el registro.

El borrador del dictamen, que no es vinculante para el Gobierno español, ha sido redactado por dos vocales del sector conservador y una del progresista y considera "loable" la finalidad de la norma, que es evitar la discriminación de los colectivos trans y LGTBI, pero incluye varias "consideraciones técnicas" al apreciar en el texto "aspectos oscuros" y "disfunciones".

El anteproyecto vio la luz tras una dura negociación en el seno del Gobierno y es rechazado por parte del movimiento feminista, que considera que puede perjudicar la lucha de las mujeres por la igualdad.

Los ponentes del informe del CGPJ se hacen eco en parte de esa preocupación al alertar de que, si no se precisa la ley, las mujeres no transexuales pueden salir perjudicadas en ámbitos como el deporte.

Piden también garantías para evitar situaciones fraudulentas y que nadie se cambie de sexo para eludir responsabilidades frente a víctimas de violencia de género.

El anteproyecto diseñado por Igualdad abre la puerta al cambio de sexo en el registro sin necesidad de informes médicos a partir de los 12 años. Entre 12 y 14 años se necesitará aprobación judicial; entre 14 y 16, la asistencia de padres o tutores; y a partir de los 16 no habrá limitación alguna.

Según el borrador del CPGJ, entre los 14 y los 16 también debería intervenir un juez, para comprobar que el menor tiene "suficiente madurez" y "estabilidad en la situación de transexualidad", como determinó el Constitucional.

Por otra parte, se considera que la reversión de un cambio de sexo registral debería tener carácter "absolutamente excepcional", "siempre bajo decisión judicial y nunca de forma incondicionada ni ilimitada".

Sí aplauden los vocales la prohibición de las terapias de conversión, aunque dudan de que se pueda hacer cuando haya consentimiento del afectado.

noticias de deia