Amnistía Internacional pide despenalizar los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona

Pide que el Estado español "armonice su legislación con las normas internacionales de derechos humanos"

28.12.2021 | 21:06
El rapero Valtònyc, en una imagen de archivo.

Amnistía Internacional ha celebrado el rechazo de la Justicia belga a entregar al Estado español al rapero Josep Miquel Arenas, Valtònyc, una decisión que ha aprovechado para solicitar que se supriman del Código Penal los delitos de enaltecimiento del terrorismo y de injurias a la Corona.

Para la organización, la sentencia del Tribunal de Apelación de Gante, que confirma la decisión en primera instancia, es una "gran noticia para la libertad de expresión", según ha publicado en Twitter.

La Justicia belga ha rechazado la entrega al Estado español de Valtònyc al descartar definitivamente el delito de amenazas, tras haber archivado antes los de injurias a la Corona y enaltecimiento del terrorismo por los que también le reclama la Justicia española. La Fiscalía podría, no obstante, recurrir el dictamen en casación como último recurso.

Tras valorar esta decisión, Amnistía Internacional ha solicitado que el Estado español "armonice su legislación con las normas internacionales de derechos humanos" y suprima los mencionados delitos, al considerar que "restringen indebidamente la libertad de expresión".

Reitera que, "aunque haya quien considere que sus canciones son escandalosas", la sentencia en la que la Audiencia Nacional condenó a Valtònyc "constituye una restricción desproporcionada de su derecho a la libertad de expresión".

El caso de este rapero lleva tres años de recorrido judicial en Bélgica, donde la Justicia ha analizado la euroorden contra él desde 2018, cuando el cantante huyó a Bélgica para no ingresar en prisión en el Estado español.

Valtònyc fue condenado en 2017 por la Audiencia Nacional a tres años y medio de cárcel por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona española y amenazas, al alabar con sus canciones al Grapo y ETA.

noticias de deia