El PNV pide bilateralidad y estatus de nación para Euskadi y Catalunya

Ortuzar llama a Bildu al acuerdo en la Ponencia de Autogobierno pese a su oposición frentista

24.06.2021 | 11:16
Andoni Ortuzar, durante una intervención anterior

El PNV plantea la necesidad de un nuevo estatus para Euskadi y Catalunya basado en tres pilares: su reconocimiento como naciones, la bilateralidad -donde las dos partes se hallen "al mismo nivel"- y un sistema de garantías que resuelva los conflictos "a través del diálogo y desde el respeto". Así lo traslado ayer jueves el presidente del EBB, Andoni Ortuzar al ser interpelado por la nueva pantalla que abre el indulto a los presos independentistas, con quienes ya se ha cruzado mensajes. Aunque el jeltzale acoge la medida de gracia concedida por el Gobierno de Pedro Sánchez como "un buen y necesario punto de partida" y defiende la "legitimidad" de los dirigentes catalanes para reclamar la amnistía y la autodeterminación, duda sobre los avances que puedan darse en el siguiente escenario y aboga por una "gradualización" de los objetivos para avanzar hacia la meta final.

"Con ese trípode, con esos tres principios, podemos construir un nuevo estatus, tanto para ellos como para nosotros", señaló Ortuzar, confiando en que el Estado deje atrás su estrategia de judicialización que solo ha servido para enquistar el conflicto, y Catalunya pueda dar pasos hacia adelante en los dos próximos años mediante la mesa de diálogo. Sin otros matices, la ministra portavoz del Ejecutivo español, María Jesús Montero, respondió a Ortuzar limitándose a puntualizar que la posición del Gobierno de Pedro Sánchez es la de instar a "respetar el marco constitucional en la vertebración territorial de España".

En este contexto, y ante la intención de reactivar tras el verano la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco, el líder jeltzale apuesta por "un consenso lo más amplio posible" que incluya no solo a quienes respaldaron el Estatuto de Gernika sino también a aquellos otros "que se quedaron fuera, especialmente la izquierda abertzale". "Nosotros haremos todo el esfuerzo para que ese consenso sea lo mayor y más amplio posible. ¿Cómo vamos a lograr eso? Hablando entre los partidos, para dar un punto de comodidad a todos", indicó. A su juicio, partiendo de la labor realizada por los expertos de la ponencia la pasada legislatura, los partidos deben adoptar ahora el método para caminar en este terreno y los contenidos. Ortuzar subrayó en una entrevista en Euskadi Irratia que el PNV ha actuado "con total claridad" en este proceso y que EH Bildu "lo sabe, porque tiene nuestra propuesta encima de su mesa, y cuando nos reunimos en octubre de 2019 quedó muy clara nuestra posición". "Nosotros sabemos qué es posible y qué no con las leyes actuales, con la Constitución y con el Estatuto, y [con ambas] se puede hacer mucho, pero algunas cosas no, porque serían ilegales. Nuestra posición se basa en hacer en estos momentos lo que podemos para, en un segundo paso, cómo lograr lo que ahora no es posible modificando las leyes", argumentó el presidente del EBB.

Actitud de Bildu


Ortuzar recalcó que Bildu conoce la propuesta jeltzale y que, "si quiere, estamos dispuestos a hablar sobre ello, y no solo con ellos, sino también con el PSE, con Podemos y hasta con el PP", aunque ve demasiado complicado llegar a puntos de consenso con el partido de Carlos Iturgaiz a tenor de los planteamientos en que se mueve. El dirigente del PNV reconoció que "desafortunadamente" la relación con la coalición soberanista no se ha suavizado por su actitud de "guerra total contra nosotros". "Se ven a sí mismos como nuestra alternativa, y su obsesión es quitarnos de todas partes", describió Ortuzar, y añadió: "Por eso su actitud es tan negativa, haciendo en todos los sitios una oposición dura y severa, y en esas condiciones no es nada sencillo mantener una relación normal". Es por ello que los jeltzales ven igualmente muy complejo hilar alianzas políticas y estratégicas con Bildu porque "o asumes su posición al 100% o, de lo contrario", el acuerdo es imposible. "La imposición de una mayoría es muy mala, pero es peor la imposición de una minoría -manifestó Ortuzar-, y eso es lo que EH Bildu quiere, que se asuman al 100% sus posiciones y que quede bien claro quién ha ganado", zanjó el presidente del EBB.

noticias de deia