Atacan y hacen pintadas en un local de Beasain al que acude un ertzaina

Numerosos jóvenes protagonizaron la acción contra el local al que suelen acudir el agente y sus amigos

27.09.2020 | 09:23
Insultos pintados en las paredes.

El fantasma de un pasado que se creía superado reapareció ayer en Beasain en forma de amenazas a un agente de la Ertzaintza y sus amigos. Fue un ataque contra el local juvenil en el que acostumbra a reunirse con algunos conocidos a cargo de un grupo indeterminado pero numeroso de jóvenes, que actuaron de madrugada. Las pintadas fueron eliminadas inmediatamente.

La acción fue rechazada desde diferentes ámbitos, como los sindicatos de la Ertzaintza; el Gobierno vasco, así como el Ayuntamiento de Beasain, que publicó una nota de condena respaldada por todos los partidos de la corporación a excepción de EH Bildu.



 

La acción ocurrió de madrugada 

Según fuentes consultadas por este diario, un grupo numeroso de jóvenes atacó un local juvenil situado en la calle Oriamendi de Beasain, ataque que causó daños en los cristales de la puerta de entrada. En las paredes exteriores, los agresores realizaron dos pintadas: "Julen zipaio" y "Faxistak, txakurrak eta hauen lagunak".

Tras conocer los hechos, el Ayuntamiento de Beasain expresó su rechazó a través de un comunicado del que solo se desmarcó EH Bildu. En el Ayuntamiento gobierna el PNV y también tiene representación el PSE. La nota señala que "las amenazas personales sin sentido no tiene cabida en la coyuntura y la sociedad que vivimos actualmente". Por eso, "este tipo de actitudes y acciones deberían avergonzar a sus autores y hacerles recapacitar en el avance que hemos realizado como pueblo en la convivencia, para no retroceder y echar por tierra lo conseguido".

Josu Erkoreka, consejero de Seguridad, expresó su solidaridad con el agente e informó de que ha presentado la correspondiente denuncia por injurias y daños. Además, defendió la labor de la Ertzaintza y aseguró que acciones como estas "recuerdan a tiempos pasados que la sociedad vasca desea superar definitivamente".

Los sindicatos de la Ertzaintza, Esan y Erne, también se expresaron para denunciar lo ocurrido. Esan señaló a "sectores asociales e incontrolados vascos" que se comportan "al más puro estilo nazi". Erne, por su parte, aseguró que la Ertzaintza "no va a retroceder ni un paso" ante "quienes no conocieron el terror por no haber nacido siquiera y siembran un odio cocinado a fuego lento por quienes ayudaron al terrorismo que padecimos durante tantos años".




El cristal roto de la puerta de entrada. Irekia