Urkullu pide respeto a la relación bilateral entre los Gobiernos español y vasco

El Gobierno vasco y el español acuerdan para Euskadi un déficit del 2,6% y una deuda pública del 15,9%

Pedro Azpiazu afirma que el acuerdo sobre déficit y endeudamiento de Euskadi "evitará recortes"

31.07.2020 | 09:19
Iñigo Urkullu a su llegada a la Conferencia de Presidentes.

El Gobierno vasco y el Ejecutivo español han acordado para Euskadi un déficit del 2,6% y una deuda pública del 15,9% en 2020, cifras que se ratificarán en una reunión que la Comisión Mixta del Concierto celebrará en la primera quincena de septiembre.

Según ha informado en un comunicado el Departamento que dirige Pedro Azpiazu, tras semanas de "intensa negociación", y una vez evaluado el impacto de la disminución de los ingresos por la caída de la actividad económica, el Gobierno vasco y el central han acordado un objetivo de déficit del 2,6% para la Comunidad Autónoma Vasca en 2020.

Esta cifra deberá ser ratificada en la Comisión Mixta de Concierto Económico, que se celebrará en la primera quincena de septiembre, tal y como han firmado ambos ejecutivos, representados por el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, y la secretaria General de Hacienda, Inés Bardón, "tras semanas de constantes conversaciones" entre zZpiazu y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

DEUDA PÚBLICA


El acuerdo estipula que, en caso de producirse un "cambio significativo" en las previsiones macroeconómicas no atribuible a decisiones discrecionales de la Comunidad Autónoma del País Vasco, podrán acordarse en la Comisión Mixta del Concierto Económico, nuevos objetivos de estabilidad presupuestaria. Junto al objetivo de déficit, se ha acordado también una deuda pública del 15,9% para 2020.

El Departamento vasco de Hacienda ha destacado como "otra de las cuestiones fundamentales del acuerdo" cerrado, la garantía de que las Diputaciones Forales "serán compensadas en la fórmula que se acuerde en la citada Comisión Mixta del Concierto, en caso de que su reducción de ingresos sea superior al remanente o superávit del que dispongan".

Este acuerdo recoge, por tanto, la posibilidad de modificaciones en función de la coyuntura económica. Precisamente, esta semana se conocía que el PIB vasco ha caído en el segundo trimestre del año un 20,1% interanual, mientras que la previsión inicial era de un 13,4%, de manera que previsiblemente en septiembre se revisarán a la baja la previsiones económicas del año.

COMISIÓN MIXTA PREVIA DE MARZO


El pasado 11 de marzo, de forma previa al confinamiento, como consecuencia del estado de alarma, los Gobiernos vasco y español acordaron, en el seno de la reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico, el cupo provisional de 2019 (1.353,1 millones de euros).

Aquella reunión también sirvió para, en el ámbito de la estabilidad presupuestaria, aprobar el objetivo de Deuda Pública del País Vasco para el periodo 2020-2023, con el déficit en el 0,0% del PIB.

Meses después, las graves consecuencias económicas de la crisis sanitaria sobre las economías, también la de Euskadi, ha obligado a establecer nuevos objetivos, que dejan el déficit vasco en el 2,6% este año, con una previsión de endeudamiento del 15,9%.

REACCIÓN DE PEDRO AZPIAZU


El consejero vasco de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha afirmado que el acuerdo sobre déficit y endeudamiento de las instituciones vascas con el Ejecutivo de España permitirá mantener los servicios públicos y evitará que el Gobierno vasco lleve a cabo "recortes".

Azpiazu ha sido el encargado de mantener, en las últimas semanas, negociaciones con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que han desembocado en la firma de un acuerdo sobre el déficit, que será del 2,6%, y la capacidad de endeudamiento (15,9%) de las instituciones vascas. El pacto, rubricado por el consejero y la secretaria general de Hacienda, Inés Bardón, será sustanciado en la Comisión Mixta del Concierto que se celebrará durante la primera quincena de septiembre.

En declaraciones a los medios informativos en Bilbao, tras hacerse público el acuerdo, Pedro Azpiazu ha reconocido que ha sido un acuerdo ha costado cerrar, y ha destacado su importancia, porque permitirá "mantener los servicios públicos" sin realizar "recortes".