Mendia coincide con Azpiazu en adaptar las Cuentas por el virus

El Gobierno puede reasignar partidas, pero necesita aval parlamentario para el límite de deuda

17.04.2020 | 00:13
La secretaria general del PSE, Idoia Mendia.

Tras unas jornadas de tensión entre los socios del Gobierno vasco, PNV y PSE, a cuenta de la gestión del presidente Sánchez sobre la crisis del coronavirus, al menos ayer afloró un debate en el que existe una coincidencia importante entre ambos partidos. La secretaria general de los socialistas, Idoia Mendia, apostó en Onda Vasca por "dar una vuelta" a los Presupuestos autonómicos aprobados para este año, porque la pandemia ha hecho saltar por los aires las prioridades, y habrá que "reorientar" las partidas con la idea de poner en el centro las ayudas sociales y económicas. Este planteamiento va en sintonía con lo anunciado por el consejero de Hacienda, el jeltzale Pedro Azpiazu, quien lleva días apostando por priorizar las ayudas de emergencia social, a la coinciliación y a las empresas y pymes, lo que supondrá retrasar algunas obras y proyectos al menos unos meses. Azpiazu ha defendido que la salud de las arcas vascas y su situación de superávit desde 2017 permitirán a la comunidad autónoma tener un mayor margen de maniobra y endeudarse, pero de todos modos va a producirse una caída importante de la recaudación de impuestos y habrá que recortar, siempre teniendo en cuenta esas prioridades. Se avecina una crisis, con la caída del 3,6% del PIB este año.

Mendia pareció situarse en una clave similar. Habrá que bajar al detalle, pero de los principios generales anunciados por unos y otros se desprende que en este asunto hablan el mismo idioma. "En Euskadi, habrá que dar una vuelta a nuestros Presupuestos porque estamos en unas circunstancias muy distintas. Tendremos que apretarnos el cinturón. Las prioridades ahora son ayudar en lo social y en lo económico, ayudar a los sectores económicos que más van a sufrir los efectos de la pandemia y ayudar a todas las familias y las personas que por efectos de la crisis se han quedado sin ingresos. Me consta que todas las instituciones están trabajando en esa reorientación de los Presupuestos", confirmó Mendia.

procedimiento
 

Fuentes de la consejería consultadas por DEIA confirmaron que las prioridades ahora mismo son la salud, Landibe, las ayudas de emergencia social, el apoyo a las empresas y la conciliación. Aseguran que habrá que hacer reasignaciones y mover el dinero de unas partidas a otras para priorizar estos asuntos y dejar para más adelante lo que no sea urgente. El Gobierno vasco está facultado para realizar estas modificaciones, es su potestad y no tiene que pasar por el Parlamento, aunque ya informa cada trimestre a la Cámara del nivel de ejecución de las Cuentas. Las últimas fueron pactadas con Elkarrekin Podemos. El Ejecutivo no necesita someter a votación esos cambios y puede hacerlos. Otro debate diferente es el límite de deuda, que tiene que pasar por el Parlamento vía ley. Además, en este caso, el Gobierno vasco está pendiente de que la Unión Europea actúe y relaje los objetivos de déficit y deuda para el Estado español. El Gobierno vasco tiene las espaldas cubiertas con este tema y ha hecho los deberes, ya que en la última reunión de la Comisión Mixta del Concierto Económico acordó con Madrid poder ampliar el límite de déficit (del 0%) si las previsiones macroeconómicas empeoran, un acuerdo profético si se tiene en cuenta lo que ha sucedido con el virus. Lakua se ciñe por ahora a dos criterios: prudencia y planificación.

Lo importante es "colaborar". Idoia Mendia se volvió a pronunciar ayer en la entrevista concedida a Onda Vasca sobre sus discrepancias con el lehendakari por haber criticado las decisiones unilaterales del presidente Sánchez en la gestión del coronavirus, aunque parece que la controversia se reconduce. El PSE se ha sacado la espina que tenía clavada pidiendo en público que se rebaje el tono, y no parece que vaya a ir más allá. Mendia dijo que algunas declaraciones de consejeros han sido propias de "tertulianos" e insistió en pedir prudencia, pero opinó que la prioridad es trabajar codo con codo. "El Gobierno vasco, que está compuesto por dos partidos muy distintos, ha hecho un esfuerzo desde el inicio de la legislatura por señalar objetivos compartidos y llevar adelante un programa en beneficio de la ciudadanía vasca. Y ahora el objetivo prioritario del Gobierno, de los consejeros y del lehendakari es luchar, codo con codo, contra la pandemia y sus efectos", dijo.