Urkullu, cansado de "la permanente escenificación" de Sánchez, le pide "certezas" sobre sus planes

Le reclama "una reconsideración urgente" de sus métodos de trabajo "no compartidos" porque no es "admisible la desorientación que provocan"

12.04.2020 | 14:21
El lehendakari durante la reunión de presidentes autonómicos.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado este domingo, en la reunión de la conferencia de presidentes autonómicos, que cada vez le resulta "más difícil soportar esta permanente escenificación" a la que recurre el Gobierno de Pedro Sánchez, y le ha pedido "certezas" sobre sus planes ante la pandemia del coronavirus, y que aborde un "trabajo más horizontal y cooperativo" con las comunidades autónomas, "basado en una comunicación fluida y anticipada a cualquier estrategia comunicativa".

Además, le ha reclamado "una reconsideración urgente" sobre el formato y método de trabajo "no compartido", porque "no es admisible la desorientación que provocan", y le ha exigido claridad respecto a la 'desescalada', el 'plan de vuelta a la normalidad', los supuestos acuerdos de Estado --que, a su juicio, deben hacerse "desde la especificidad y la singularidad"--, las necesidades de las nuevas infraestructuras, reparto de mascarillas, test, y la llegada y distribución de suministros.

El lehendakari, que ha intervenido en la quinta reunión telemática de la Conferencia de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez, ha recordado que este domingo de resurrección es "un día especial en Euskadi", cuando se celebra el Aberri Eguna, y espera que "sea un hito en el camino de la recuperación y la normalización".

Iñigo Urkullu ha resumido "la radiografía de la situación en Euskadi en tres imágenes". La primera refleja que los datos de contagio, hospitalización y ocupación de UCIs "siguen evolucionando de forma favorable".

En segundo lugar, ha destacado que se han atravesado "carencias puntuales de suministros" que se han podido solventar. "Contamos con material para responder a las necesidades que se nos presentan", ha asegurado.

La tercera imagen que ha trasladado ha sido la de que "los fallecimientos siguen constituyendo un mazazo diario, especialmente en las residencias de mayores". "Esta es una prioridad, como lo siguen siendo la homogeneización de los datos y la información", ha asegurado.

El lehendakari ha querido aportar una reflexión y varias sugerencias sobre la coordinación entre los presidentes autonómicos "como máximos representantes del Estado en nuestras Comunidades". Antes de hacerlo, ha reconocido "la enorme complejidad del problema". "Me consta que todos estamos volcados en hacer todo lo humana y materialmente posible para la mejor y más pronta superación de esta crisis", ha apuntado.

"COLABORACIÓN EFECTIVA Y EFICIENTE"


No obstante, cree que "una colaboración efectiva y eficiente es determinante". Para lograrla, ha puesto el acento en la palabra 'certeza'. "Necesitamos gestionar certezas y, especialmente, comunicar certezas a la sociedad. Certeza es un conocimiento seguro y claro, que no genere dudas. Esta es la clave de nuestra coordinación. Porque cada vez que gestionamos o comunicamos en base a conjeturas inciertas o no contrastadas, se agravan los problemas, nuestra cooperación se resiente y confundimos a la sociedad", ha advertido.

Por ello, ha reclamado, "primero coordinación y, luego, comunicación, no al revés". "Necesitamos compartir certezas sobre las necesidades de las nuevas infraestructuras cuya relación hemos entregado, certezas sobre las mascarillas, los test, la llegada y distribución de suministros", ha aseverado.

CRITERIOS OPUESTOS


En ese momento, se ha dirigido al presidente del Gobierno del Estado, Pedro Sánchez, para afirmar que esta última semana "se han vuelto a proponer, en cuestión de horas, criterios opuestos". Por ello, ha insistido en la necesidad de tener "certezas sobre los datos de evolución de la pandemia y la información que debe basarse en metodologías y criterios homogéneos".

"Necesitamos compartir certezas sobre los escenarios de aislamiento social, los protocolos de salud en el trabajo, la desescalada o 'Plan de vuelta a la normalidad'. Es importante confirmar el escenario hasta el 26 de abril y las condiciones hasta el 10 de mayo, el nuevo plazo que parece haberse establecido", ha apuntado.

Asimismo, ha pedido "certezas sobre los planes de ayuda orientados al empleo, sobre las políticas sociales". "Me refiero, por ejemplo, a la falta de respuesta sobre las políticas activas de empleo; o las nuevas propuestas sobre el ingreso mínimo vital y su complementariedad con la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) que aplicamos en Euskadi y también en otras comunidades", ha manifestado.

Según ha advertido, no se puede estar "cada semana a expensas de la Orden ministerial" de la que tienen conocimiento por los medios de comunicación, "sin saber si se respeta o no el ámbito competencial".

"Presidente, debemos compartir certezas sobre lo que debemos pedir y ofrecer a la Unión Europea. Somos Europa y necesitamos una política común. Certeza es la concreción de las medidas de carácter general que se han anunciado", ha incidido.

ACUERDOS DE ESTADO


Asimismo, ha exigido "certezas sobre los Acuerdos de Estado que se están planteado". "Antes de debatir sobre su envoltorio, deberíamos trabajar los contenidos específicos que nos ayuden a valorar propuestas y respuestas eficaces con una mirada a medio y largo plazo", ha añadido.

Por ello, ofrece "la colaboración del Gobierno vasco en este ejercicio, desde la especificidad y singularidad". Iñigo Urkullu ha terminado su intervención, "dedicando diez segundos a solicitar una reconsideración sobre estas reuniones".

"El miércoles y jueves se celebraron las interterritoriales, además de otras, de Protección Civil y Sanidad. No se ofrecieron directrices sobre el uso y distribución de mascarillas. Pero ayer los ministros ofrecieron una rueda de prensa, se comienzan a repartir mañana y no contamos con una planificación clara", ha destacado.

También ha recordado que el pasado viernes su Ejecutivo entregó el listado de infraestructuras que se le solicitó el domingo de instalaciones que podrían ser medicalizadas para acoger a pacientes con coronavirus asintomáticos. "Seguimos sin conocer las directrices sobre su utilización, gestión y soporte económico", ha avisado.

Tampoco se ha respondido todavía, según ha explicado, "a la cuestión planteada el pasado domingo sobre las políticas activas de empleo y ya se han abierto dos nuevas incógnitas con el ingreso mínimo vital y la provisión de viviendas para casos de violencia de género".

CALENDARIO DE "DESESCALADA"


"Este fin de semana hemos conocido los primeros bocetos de calendario para la desescalada, como siempre, vía filtración que es desmentida, pero me temo que acabará confirmándose. Este es el quinto domingo consecutivo en el que nos encontramos tras un fin de semana turbulento en el que se comunican decisiones no compartidas, ni en este Foro ni en los Consejos interterritoriales", ha denunciado.

Por ello, ha preguntado "¿para qué sirven estas reuniones?". "Señalé el primer día que colaboración y coordinación no es imposición. Solicito una reconsideración urgente sobre el formato y método de trabajo porque no es admisible la desorientación que provocan", ha indicado.

El lehendakari ha asegurado que "cada vez le resulta más difícil soportar esta permanente escenificación". "Debemos ofrecer certezas al conjunto de la sociedad. Esto nos exige compartir un método de trabajo más horizontal y cooperativo, basado en una comunicación fluida y anticipada a cualquier estrategia comunicativa", ha explicado.

Iñigo Urkullu ha precisado que les corresponde "gestionar y ofrecer certezas con más antelación, participación y colaboración, desde el respeto al ámbito competencial de cada uno". "Lo necesitamos en este Foro y lo necesita la sociedad", ha concluido.