El PNV centra el Aberri Eguna en derrotar al virus como prioridad

Considera "abertzales ejemplares" a los sanitarios, y se une al minuto de silencio que promueve Euskal Herria Batera

08.04.2020 | 14:17
Andoni Ortuzar, presidente del Euzkadi Buru Batzar
El PNV hizo público el miércoles un manifiesto atípico para celebrar este domingo el Aberri Eguna. La situación excepcional por la crisis sanitaria del coronavirus, con centenares de muertos y los vascos confinados en sus hogares, ha provocado que los jeltzales coloquen en primer plano como prioridad la superación de esta pandemia. Se suman al minuto de silencio a las 12.30 horas convocado por Euskal Herria Batera por todos los fallecidos, y consideran "abertzales ejemplares" a los sanitarios y a todos aquellos que estén luchando contra la enfermedad aunque su ideología sea otra. El PNV, que se precia de poner la antena en la sociedad vasca y de una implantación que le permite estar en sintonía con sus preocupaciones, pone el foco en este virus y no centra en esta ocasión el mensaje en el nuevo estatus de autogobierno, que era un tema recurrente en esta celebración. El presidente del EBB, Andoni Ortuzar, grabó el miércoles desde Sabin Etxea un mensaje con las claves de este manifiesto aprobado por la ejecutiva el lunes. El PNV llama a celebrar la jornada en la intimidad del hogar, colgando la ikurriña en el balcón y, el que no la tenga, que imprima el archivo que ha hecho circular en las redes.
 
Bajo el lema Euskadi Aurrera, lortuko dugu, el PNV lamentó que "la población de los siete herrialdes vascos está en situación de confinamiento", y aclaró que la "primera mirada en torno al Aberri Eguna tiene que ser para la gente, para las vascas y vascos que hoy sufren por la enfermedad, tienen miedo a perder su trabajo o ven su vida condicionada desde ventanas y balcones". "Y tiene que ser una mirada que, a pesar de todas las adversidades, proyecte esperanza y confianza en nuestra sociedad, en nuestra nación y en su futuro. Esperanza y trabajo incansable para salir de esta situación", alentaron. " Cuidar y proteger a la ciudadanía es hoy la mejor manera de construir nación. Salir de esta situación de postración sanitaria y económica es, por tanto, la urgencia máxima. Ese es el objetivo en el que estamos comprometidos y en el que nos vamos a centrar en los próximos meses", recalcaron. El PNV ensalzó la labor de los sanitarios, el personal de servicios esenciales y seguridad: "Compartan o no nuestro sentimiento de pertenencia nacional vasca, a nuestros ojos, todas y todos ellos son abertzales ejemplares, porque ese es el mejor patriotismo posible: ofrecer todas nuestras capacidades para el bien de este pueblo y de cada uno de sus integrantes". Los jeltzales hicieron extensible su agradecimiento a las instituciones vascas, y consideraron que "estamos en buenas manos".
 

Pacto de país


El PNV recordó que, de las 88 celebraciones del Aberri Eguna, prácticamente la mitad se han llevado a cabo en condiciones duras, en la guerra y la dictadura. Ahora llama a superar la adversidad y mostrar confianza en las instituciones propias, "capaces de liderar ese camino". El PNV aseguró que esta crisis se puede superar, y que el día después habrá que afrontar "una complicada situación social y económica que va a exigir patriotismo y esfuerzo". "Deberemos poner en marcha un gigantesco plan de país para paliar las tremendas secuelas en las familias, el empleo y la actividad de las empresas", dijo. 
 
El PNV llamó a sobreponerse a las adversidades y salir "reforzados como sociedad y también nuestras instituciones propias". "La pandemia es global, pero desgraciadamente este mundo actual no es capaz de dar respuestas globales, ni tan siquiera Europa. Por ello se hacen necesarias las respuestas propias. Reivindicamos hoy la capacidad plena de las instituciones vascas para disponer en sus manos de todos los instrumentos y competencias necesarias", pidió. Invocó "las máximas cotas de autogobierno y capacidad de decisión".
 

Podemos


Por su parte, Podemos anunció ayer que se suma a la iniciativa de Euskal Herria Batera, porque pone el acento "en la gente que está cuidándonos" y en una vida digna. "La patria es la gente", zanja Podemos.