Alerta mundial por el coronavirus

Confebask prevé que el parón económico tendrá unas repercusiones “catastróficas”

La patronal vasca, “enfadada” por la “insensatez” de Moncloa, califica de “muy acertada” la propuesta de Urkullu

30.03.2020 | 00:35
El presidente de la confederación empresarial vasca, Confebask, Eduardo Zubiaurre. Foto: Oskar M. Bernal

Bilbao – Ya anunciaron, nada más saberse las estrictas medidas acordadas por el Gobierno, que la paralización de las actividades no esenciales "sólo contribuirá a hacer más profunda y grave la crisis socio-económica" derivada por la pandemia del coronavirus. Pero el presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre, ahondó ayer en la contrariedad mostrada por la agrupación de empresarios vascos al mostrarse "muy enfadados" tanto en el fondo como en las formas de la cuestión. Reiterada su disconformidad por un decreto "inaceptable" que puede empeorar la situación hasta convertirla en "catastrófica", Confebask censuró el "caos" generado por el anuncio de las medida del presidente Pedro Sánchez, que ha sido "una tremenda irresponsabilidad. Las cosas no se pueden hacer así en un país serio", valoró.

Zubiaurre mostró el pesar de Confebask, y no dudó en aseverar que están "muy enfadados" por un anuncio que, según vaticinó, hará un tremendo daño al sector empresarial vasco. Tanto en el plazo más corto como a más largo plazo. "Necesitamos gobiernos que de verdad sean responsables, y no gobiernos como el que ayer adoptó medidas insensatas. Estamos muy enfadados, porque en un país serio, sufriendo una crisis así, las cosas no se puede decidir ni anunciar de esa manera", profundizó. Zubiaurre, de hecho, dio por sentado que la orden gubernamental de cerrar las empresas que no sean esenciales será "terrible".

El dirigente de la patronal vasca afirmó además que es "imprescindible mantener la sociedad en marcha", ya que, de lo contrario, "la situación que de por sí es grave, pasará a ser catastrófica cuando acabe esta crisis sanitaria". Sobre todo, mirando hacia el horizonte de una Euskadi libre de coronavirus y que pueda reactivar de forma eficiente su tejido económico. "Si queremos volver a una vida, trabajo, actividad y sociedad normalizada, tenemos que mantener la sociedad en marcha en la medida de lo posible". Eso sí, ahondó en que debe materializarse "cumpliendo las condiciones, protocolos y garantías sanitarias".

En una entrevista en Euskadi Irratia, Zubiaurre consideró que la decisión del Gobierno español hará más difícil la salida de la crisis. "La empresa es algo vivo, una institución viva. Si tiene trabajo, compromisos, clientes, proveedores, giras, pagos y cobros, en la medida de los posible todo eso no se puede cerrar", narró. Además, evidenció que "nos estábamos adaptando a esta complicada situación, con todo nuestro esfuerzo, y no puedes cerrar una empresa un sábado al atardecer sin previo aviso o acuerdo y sin dar tiempo". Sumidos en un "auténtico caos" desde el sábado, cuando se dio a conocer la orden de paralización económica –o "hibernación" de la economía para no saturar los hospitales, como calificó la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero–, y sin apenas tiempo para adoptar medidas de compensación antes de parar hoy mismo la actividad, la agrupación empresarial vasca reprochó que la disposición de Sánchez "ha sido una tremenda irresponsabilidad. Las cosas no se pueden hacer así".

"Propuesta acertada" Zubiaurre consideró la propuesta del lehendakari Iñigo Urkullu de que cada comunidad clarifique qué actividades son esenciales de "muy acertada". El propio Urkullu expresó ayer ese parecer en la videoconferencia entre el presidente español y los presidentes autonómicos. "No sé cómo toma las decisiones este Gobierno central, pero la reflexión, la toma de decisión y el anuncio que hizo ayer fue verdaderamente irresponsable e insensato", mantuvo Confebask. "Si el Gobierno central va a actuar así, es más conveniente que cada comunidad, en base a sus capacidades y sentido, vaya tomando las decisiones con el acuerdo de todos. De los dirigentes por lo menos necesitamos confianza y que actúen con responsabilidad, y no que adopten medidas y tomen decisiones como autistas", aseveró por último.

noticias de deia