Tras unos días de descanso

Urkullu se reincorpora al trabajo con las cuentas y las transferencias pendientes como prioridades

09.02.2020 | 12:51
Iñigo Urkullu lehendakaria.

El primer Consejo de Gobierno será el 29 de agosto en el Palacio Miramar de Donostia

BILBAO. Tras unos días de descanso, Urkullu ha recuperado hoy su actividad, aunque tiene previsto su primer acto público el 29 de agosto en el Palacio Miramar, en Donostia, donde se celebrará el primer Consejo de Gobierno de este curso político.

Durante esta mañana, el presidente del Ejecutivo vasco ha atendido diversas cuestiones en su despacho de Lehendakaritza y, por la tarde, se desplazará a Beasain para asistir al funeral del ex consejero de Interior Juan Lasa, que falleció ayer.

A través de las redes sociales, el Lehendakari ha explicado que, en los próximos meses, su Gobierno priorizará el cumplimiento de los '15 Objetivos de País' y la respuesta a "los grandes desafíos de Euskadi en el horizonte 2030", como son la transición demográfico-social, la tecnológico-digital y la energético-ambiental.

PRESUPUESTOS Y TRANSFERENCIAS

En su mensaje, Urkullu asegura que la propuesta de Presupuestos para 2020 supone "una herramienta básica, orientada a garantizar la ayuda para la consolidación del crecimiento económico, la creación de empleo y la calidad de los servicios públicos".

Asimismo, su pretensión es que se reactiven "las relaciones con el Gobierno español, primando el cumplimiento del calendario y plan de transferencias pendientes para completar el autogobierno reconocido y responder, de forma constructiva, a la crisis del modelo de Estado".

El Lehendakari considera que la "estabilidad, estrategia compartida y 'auzolana' son claves para avanzar en el modelo de sociedad por el que trabaja Euskadi y primar las oportunidades para la juventud, la igualdad, identidad propia, innovación y solidaridad". Además, ha recordado que, en estos momentos, su Ejecutivo se encuentra a la espera de una respuesta del Gobierno español al ofrecimiento que realizó para acoger a una parte de los refugiados del Open Arms.

noticias de deia