Ibarretxe y Garaikoetxea piden sacar el debate a la calle

La plataforma Demokrazia Bai aboga por sentir “el pulso de la sociedad civil” ante el riesgo de involución

09.02.2020 | 06:48

bilbao - La plataforma Demokrazia Bai, que encabezan los exlehendakaris Carlos Garaikoetxea y Juan José Ibarretxe, aboga por "sacar el debate sobre el nuevo estatus a la calle y hacer sentir el pulso de la sociedad civil", ya que entienden que éste no debe limitarse a "las paredes" del Parlamento Vasco.

Esta plataforma, que se presentó públicamente en abril de 2018, hizo público ayer un manifiesto en Donostia, el tercero tras su texto fundacional, que se acompaña de un centenar de firmas de excargos y representantes públicos vascos, la mayoría procedentes del espectro abertzale. Entre los asistentes al acto se encontraban el líder de LAB Rafa Díez, el exmagistrado del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y expresidente de la Sala de los Social Manuel Díaz de Rábago, el exgobernador civil de Bizkaia por el PSE Daniel Arranz y exconsejeros como Javier Madrazo, Anjeles Iztueta y Miren Azkarate.

Carlos Garaikoetxea no pudo asistir a la comparecencia pero envió un mensaje de apoyo en vídeo, al igual que Ibarretxe, quien aseguró que a la "involución" no se la contesta democráticamente con "resistencia" sino con "actitud proactiva". "Y lo tenemos que hacer juntos o, de lo contrario, lo llevamos claro", agregó.

El manifiesto presentado en Donostia, leído en euskera por Miren Azkarate y en castellano por el profesor Ramón Zallo, aboga por "sacar a la calle el debate sobre el nuevo estatus" e insiste en la necesidad de "acortar distancias entre la sociedad y el estamento político en general". "Creemos que es bueno sacar el debate a la calle, romper con la indiferencia, que se haga sentir también el puso de la sociedad civil", añade el documento, cuyos firmantes suscriben "lo esencial" de las cuestiones manifestadas por Demokrazia Bai. Entre estas citan "el agotamiento del marco estatutario aún vigente y el de la propia Constitución", "el temor a la involución democrática, instalado ya, y en auge, en el conjunto de la política española, especialmente al hilo del procés catalán", y "la alerta por el estado anestésico de la sociedad ante la trascendencia y gravedad" de hechos que se manifiestan a escala mundial y europea.

Los firmantes comparten asimismo "las líneas maestras" que se proponen para el nuevo estatus, entre las que citan la "democracia en términos de derecho a decidir" y "más autogobierno". - Efe