El Supremo tendrá que decidir si Puigdemont puede presentarse a las europeas

  • El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid ha trasladado el recurso
  • Puigdemont dice que su objetivo es ser eurodiputado  y hará campaña:  "No nos apartarán de la política"

09.02.2020 | 02:13
JxCat cree que Supremo tendrá que estimar informe fiscalía en caso Puigdemont

Puigdemont dice que su objetivo es ser eurodiputado  y hará campaña:  "No nos apartarán de la política"

MADRID.  Fuentes del Supremo han indicado que la sala se reunirá a partir del mediodía para decidir sobre el recurso presentado por los políticos contra la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de excluir a los tres políticos catalanes huidos, después de que este sábado el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid haya resuelto -junto con los 9 y 21, donde han recaído recursos idénticos- elevar este asunto al TS. 

Los juzgados de lo contencioso-administrativo entienden que el recurso plantea cuestiones que afectan tanto a la inelegibilidad de los candidatos presentados por JxCat en las tres primeras posiciones de la lista como a la proclamación de las candidaturas, y que debe ser el Supremo quien establezca el criterio jurídico que resuelva sobre estos dos asuntos interrelacionados.

Por tanto, y con el fin de evitar posibles resoluciones contradictorias sobre los recursos, los tres tribunales de lo contencioso-administrativo decidieron levar las actuaciones a la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del Alto Tribunal.

Este viernes la Fiscalía de Madrid pidió que se estimara el recurso de Puigdemont, Comín y Ponsatí al considerar que en la decisión de la JEC se vulnera "el derecho fundamental de sufragio pasivo" que tienen los políticos huidos.

La JEC, sin unanimidad y con cuatro votos particulares, estimó que la lista era una "burla" a la ley al pretender concurrir a los comicios pese a estar huidos de la justicia española; y alegó que los tres incumplían la normativa electoral al no ser residentes de las localidades en las que están empadronados, cuando la inscripción en el censo electoral es "un requisito indispensable" para ejercer el derecho al sufragio activo y también al pasivo.

Pero para la Fiscalía, esa interpretación restringe el derecho fundamental al sufragio pasivo de los recurrentes, cuando la doctrina del Tribunal Constitucional "impone el deber de optar por la interpretación más favorable" al ejercicio de los derechos fundamentales. 

PP y Ciudadanos pidieron el pasado 25 de abril a la JEC la exclusión de los tres candidatos tras la publicación ese mismo día en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la relación de candidatos, paso previo a la proclamación definitiva de las listas.  
JxCat registró a continuación como "sustitutos provisionales" de los tres excluidos al abogado Gonzalo Boye, el exalcalde de Barcelona Xavier Trias y la columnista Beatriz Talegón, aunque su idea es que los tres puedan ser restituidos en la lista. 

LA REACCIÓN  DE PUIGDEMONT

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont ha asegurado este  sábado que su objetivo sigue siendo poder concurrir a las elecciones  al Parlamento Europeo del próximo 26 de mayo como cabeza de lista de  Lliures per Europa (Junts) y obtener escaño, por lo que seguirá  haciendo campaña independientemente de cuál sea la decisión final  sobre su recurso a la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de  excluirle.

"No nos apartarán de la campaña, ni nos apartarán de la política",  ha declarado en una rueda de prensa en Bruselas, poco antes de que se  conociera que el juzgado que examinaba el recurso ha elevado el  asunto al Tribunal Supremo.

"Me comprometo a ejercer de eurodiputado y espero el compromiso  con el respeto a las decisiones de los ciudadanos y al Estado de  derecho, estoy convencido de que el Estado español no cruzará esa  línea roja", ha añadido después.

Puigdemont ha criticado con firmeza la actuación de la JEC porque  cree que ha sido una decisión para "privar de su derecho a los  votantes", que "impactará" en el devenir de las elecciones europeas y  tendrá un coste para su estrategia de campaña.

También ha dejado claro que agotarán todas las vías judiciales  para superar el veto, incluido intentar plantear una cuestión  prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE),  si los tribunales españoles no les da la razón.

"Vamos a ir hasta el final", ha dicho Puigdemont, tras considerar  que el hecho de que el Ministerio Fiscal dijera el viernes que puede  ser candidato a las europeas demuestra que este órgano "no ha podido  resistir la vergüenza" de lo que considera una vulneración de sus  derechos fundamentales.

Puigdemont ha comparecido ante los medios en Bruselas acompañado  por dos de los exconsellers que huyeron con él a Bélgica y cuya  inclusión en la lista a las europeas también fue invalidada por la  JEC, Toni Comín y Clara Ponsatí.

También estaban junto a ellos los tres candidatos que reemplazaron  a Puigdemont, Comín y Ponsatí en los primeros puestos de la lista  europea de JxCAT a la espera de que se resuelvan los recursos: el  abogado Gonzalo Boye, el exalcalde de Barcelona Xavier Trias y  Beatriz Talegón.

Boye, que además de número uno "de facto" por JxCAT ejerce la  defensa del líder independentista, ha considerado que el hecho de que  el juzgado de Madrid eleve el caso al Supremo es prueba de que el  sistema judicial español es "confuso, difuso y opaco" y ha defendido  que el plazo que fija la ley para que se pronuncie la Justicia sobre  la candidatura expira esta tarde a las 20:00 horas.

El letrado ha defendido también que la "decisión será final cuando  nos dé la razón", porque sostiene que solo los afectados que han  presentado el recurso podrán recurrir la decisión, no así los  denunciantes --Partido Popular y Ciudadanos--. "Si hay una decisión 

"Pase lo que pase este combate seguirá. Si hay que ir a otras  instancias iremos y tengo la convicción de que es un combate que  ganaremos", ha dicho en el mismo sentido Ponsatí.

Comín, por su parte, ha llamado a la "solidaridad de los  demócratas europeos" para que apoyar sus reivindicaciones, porque  sostiene que el desafío secesionista no responde únicamente al  interés de pedir la independencia para Cataluña sino que se vive un  "combate europeo" contra la vuelta del "autoritarismo" a Europa.