Moncloa somete hoy a examen sus decretos, en vilo por el voto del PNV

Los jeltzales no descartan que caiga alguno si no cambia la actitud con la agenda vasca

08.02.2020 | 23:20
Aitor Esteban, con la vicepresidenta, Carmen Calvo.

Bilbao - Pedro Sánchez someterá hoy a votación sus seis decretos mirando de reojo a la bancada del PNV, que mantuvo ayer en vilo al Gobierno español sin aclarar su sentido de voto. El grupo jeltzale tiene la llave para convalidar, en principio, cinco de esos decretos en la Diputación Permanente (el de los permisos de paternidad cuenta con el respaldo de Ciudadanos, lo que garantiza su aprobación sin el grupo vasco).

El PNV tiene dudas con algunos de estos decretos, sobre todo con el de vivienda, y su posición puede depender del contexto y de la actitud que esté mostrando el Gobierno español ante la agenda vasca, donde quedan por resolver algunas cuestiones referidas a las infraestructuras, y donde también sería muy valorado algún gesto o alguna señal sobre las transferencias. Fuentes jeltzales aclaran que los traspasos y los decretos no están vinculados, pero un gesto en ese terreno les inspiraría confianza y serviría para vencer sus dudas sobre algunas de las medidas. La sesión de la Diputación Permanente arrancará a las 11.30 horas, pero la votación no tendrá lugar hasta las 19.00, de modo que habrá tiempo a lo largo del día de hoy para que continúen las intensas negociaciones que ayer seguían manteniéndose entre el PNV y el Gobierno español.

Ayer, sobre todo, sobrevolaba en el debate político el asunto de las transferencias, con el lehendakari muy preocupado por la falta de avances. Sin llegar a vincular directamente ambos asuntos, Ortuzar avisaba la semana pasada de que, si hay tiempo para decretos, también lo tiene que haber para otros compromisos. Dicho de otra forma, cree que, si el PNV tiene que hacer el esfuerzo de asumir unos decretos que no comparte en su totalidad, Sánchez debería allanar el camino con un gesto. El PNV no descarta algún voto negativo si no percibe un cambio de actitud, lo que implicaría la caída del texto afectado. El portavoz, Aitor Esteban, se mantuvo ayer en contacto permanente con el Gobierno español.

La Diputación Permanente, el órgano que trabaja de guardia una vez convocadas las elecciones, votará los decretos del alquiler, la extensión del permiso de paternidad a 16 semanas en 2021, la recuperación del subsidio de desempleo para mayores de 52 años, las medidas en un escenario de Brexit duro, las contrataciones en la estiba, y la inversión del superávit de autonomías y ayuntamientos. Si los decretos no son convalidados por las Cortes en un mes desde su entrada en vigor, decaen, un plazo que está a punto de cumplir el de alquiler.

C's solo apoyará el de los permisos de paternidad, de manera que el presidente español necesitará a todos los socios de la moción de censura para aprobar el resto y superar el bloque de PP, UPN y C's, que suma 32 votos. Sánchez necesita los otros 33. EH Bildu cometió ayer un error de cálculo al dar por hecho el voto afirmativo de los jeltzales, y anunció su respaldo proclamando que es el voto del desbloqueo, cuando todavía quedaba el PNV. Arnaldo Otegi y la diputada Marian Beitialarrangoitia anunciaron que EH Bildu respaldará los decretos y que su voto es el que "inclina la balanza". "Cuando la izquierda independentista es determinante, pasan varias cosas; una, que se frena a la derecha, y otra, que mejoran las condiciones de vida de la gente y el autogobierno nacional de los pueblos", dijo Otegi. Beitialarrangoitia puso en valor que en las últimas 48 horas lleva recibiendo "un sinfín de llamadas del Gobierno español preguntando qué vamos a hacer, lo que quiere decir que le preocupa el voto 33". Casi al mismo tiempo, el jeltzale Joseba Agirretxea aclaraba desde Donostia que el PNV estaba todavía "negociando" para "buscar lo mejor para Euskadi". "A diferencia de otros que dicen que son decisivos a la hora de marcar esta política, lo que el tiempo ha demostrado es que quien es decisivo de verdad es el PNV", lanzó.

votos El PP votará en contra de todos los decretos, y tratará de impedir que se tramiten después como proyecto de ley con enmiendas. Unidos Podemos y EH Bildu fueron ayer los únicos en hacer oficial su respaldo, aunque el PDeCAT aseguró a este periódico que su aval es muy probable. ERC no lo aclaró.