Torra confirma su asistencia al inicio del juicio por el 1-O

David Bonvehí, presidente del PDeCAT, afirma que los catalanes deben sentir orgullo por los políticos presos

07.02.2020 | 22:45
Quim Torra y Joan Tardà, ayer en Molins de Rei.

Bilbao - El presidente de la Generalitat, Quim Torra, confirmó ayer que el próximo 12 de febrero estará "presente" en el juicio por el procés que se iniciará en el Tribunal Supremo, una causa que, en su opinión, "se dirige contra el derecho de autodeterminación del pueblo de Catalunya". En declaraciones a la prensa en su visita a la Fira de la Candelera de Molins de Rei (Barcelona), Torra aseguró que acudirá al Supremo cuando se inicie la vista e insistió en el mensaje de la declaración institucional emitida el pasado viernes, que el juicio del Supremo "va contra todo el pueblo de Catalunya y contra la democracia".

El presidente del Govern emplazó de nuevo al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a tener "coraje y valentía" para que afronte los "cambios democráticos que el Estado español necesita" y reconozca "de una vez" el derecho de autodeterminación de Catalunya. "Esa es la única fórmula posible, pulcra y escrupulosamente democrática", añadió.

Por su parte, el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, afirmó que los soberanistas presos "serán héroes por siempre jamás" de los que los catalanes deben sentirse "orgullosos", y adelantó que encararán el juicio "con actitud de victoria y de denuncia del Estado". Bonvehí se expresó así ayer antes de la reunión extraordinaria del Consell Nacional del PDeCAT.

Bonvehí explicó que hace unos días visitó a los encausados junto a la vicepresidenta del PDeCAT, Míriam Nogueras, y denunció que el juicio "es un auténtico escándalo" que, cuando se analice "en términos históricos, con más distancia", se comprenderá que es "mucho más grave" de lo que ahora ya parece. Sin embargo, señaló que esta causa judicial representa "una gran oportunidad para denunciar la arbitrariedad y la vulneración de derechos" por parte del Estado, una actuación que, indicó, "hoy se dirige contra el independentismo, pero en el futuro puede afectar a cualquier demócrata". - Efe