Biden disputará la presidencia a Trump tras la retirada de Sanders

El exvicepresidente lideraba la carrera por la nominación demócrata frente al senador progresista

09.04.2020 | 00:08
El ahora excandidato demócrata y senador estadounidense, Bernie Sanders, en un mitin en Los Ángeles, EE.UU. Foto: Efe

Washington – El senador Bernie Sanders, representante del ala izquierdista de los demócratas, anunció ayer su retirada de la contienda por la nominación del partido a las elecciones presidenciales de noviembre, lo que deja como único aspirante progresista al exvicepresidente Joe Biden.

Sanders anunció la decisión en una llamada telefónica a los miembros de su campaña electoral, tal y como confirmaron fuentes cercanas a la cadena de televisión CNN.

"Termina la campaña, pero la lucha continúa", afirmó un comunicado del equipo de campaña de Sanders.

El veterano senador, de 78 años, arrancó las primarias como favorito, pero fue perdiendo impulso a medida que la contienda electoral, que comenzó con una veintena de aspirantes, se fue reduciendo.

Sanders, quien se define como un socialista demócrata, basó su campaña en una ambiciosa agenda para instaurar un sistema de salud público y gratuito en EE.UU. "La campaña, no solo va a ganar las primarias, no solo va a ganar a Trump, que es la persona más peligrosa en la historia moderna de Estados Unidos. Con la ayuda de ustedes, vamos a transformar el país y crear una economía y un Gobierno para todos, no solo para el 1%", dijo al lanzar su campaña en marzo de 2019.

El moderado Biden, que fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), lideraba por el momento la contienda demócrata con 1.217 delegados por delante del que hasta ahora ha sido su rival, Sanders, que contaba con 917, todavía lejos de los 1.991 compromisarios que se necesitan para obtener la nominación.

Como consecuencia, y si no hay sorpresas de última hora, las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre en EE.UU. se decidirán entre Biden y el actual presidente, el republicano Donald Trump, quien ya ha anunciado su intención de buscar la reelección.

Sanders ya intentó lograr la candidatura demócrata en 2016, pero fue derrotado en las primarias por la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, quien fue finalmente derrotada por Trump en las generales.

El presidente del país, Donald Trump, no tardó en reaccionar: "¡Sanders está fuera! Gracias a Elizabeth Warren. Si no fuera por ella, Bernie se habría hecho con prácticamente todos los estados en el supermartes". Así hizo referencia a la división del voto entre Sanders y Warren antes de que esta última abandonara la carrera de las primarias demócratas.

El magnate neoyorquino apuntó que la carrera "ha acabado justo como los demócratas y el Comité Nacional Demócrata quería, tal y como pasó con el fiasco de Hillary" Clinton. "La gente de Bernie debería venirse al Partido Republicano", matizó en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter.

Las esperanzas de Sanders de hacerse con la candidatura decayeron notablemente después de sufrir fuertes derrotas en Carolina del Sur, Michigan y Florida a pesar de haber ganado en Iowa, New Hampshire y Nevada.

Asimismo, Biden cuenta con el apoyo de los votantes de color, una base clave para el partido. En el sur del país, con estados como Alabama, Misisipi, Virginia, Carolina del Norte y Carolina del sur, el exvicepresidente cuenta con el respaldo de los electores afroamericanos.

Suspensión de actos La lucha electoral entre ambos acaba ahora, en un momento en el que el país se enfrenta a una crisis sanitaria que ha dejado cerca de 13.000 muertos y casi 400.000 infectados y después de que la pandemia los obligara a cancelar todos sus actos de campaña presenciales debido a las medidas para evitar la propagación del virus.

La retirada de Sanders supone un duro golpe para los progresistas, que han ganado terreno desde las anteriores elecciones presidenciales y han puesto sobre la mesa debates sobre cuestiones como el sistema sanitario, el cambio climático y los efectos de la desigualdad económica.

A pesar de que sus políticas se han vuelto cada vez más populares con el paso de los años, el senador no ha logrado aún ampliar sus apoyos y hacerse con una fórmula ganadora. Biden, por su parte, ya ha tratado de atraer a los votantes de Sanders, algo que podría ser crítico para derrotar a Trump en otoño. Biden lideraba la contienda demócrata con 1.217 delegados por delante del que hasta ahora era su único rival, Sanders, que contaba con 917, pero todavía lejos de los 1.991 compromisarios necesarios para la nominación.

"¡Bernie Sanders

está fuera!

La gente demócrata debería

venirse al Partido Republicano"

Donald Trump

Presidente de EE.UU.

noticias de deia