Nuevas sanciones y ciberataques agudizan más la crisis en el Golfo

Trump dice no buscar la guerra con Irán y aceptaría un contacto con el régimen “sin condiciones”

09.02.2020 | 07:03
El presidente de EEUU, Donald Trump, atiende a los medios en la Casa Blanca.Foto: Efe

Washington/Teherán - Estados Unidos no busca una guerra con Irán, así lo declaró ayer el presidente Donald Trump en medio del aumento de las tensiones con ese país, mostrándose dispuesto a un posible contacto, pero aclarando también que "sin condiciones".

En una entrevista difundida ayer por NBC News, el gobernante se refirió al derribo, el pasado jueves, de un avión no tripulado estadounidense y su decisión de suspender un ataque contra blancos iraníes para evitar la pérdida de vidas. "No estoy buscando la guerra y si la hay, será una destrucción como nunca antes la habías visto. Pero no estoy buscando hacer eso", sentenció el mandatario, quien subrayó que el país persa no puede tener un arma nuclear.

"¿Quieren hablar? Bueno. De lo contrario, pueden tener una mala economía en los próximos tres años", agregó Trump, quien consultado sobre alguna condición para un acercamiento, sentenció que: "En lo que a mí respecta, no hay condiciones previas".

La entrevista con el presidente fue transmitida mientras la tensión entre Washington y Teherán va en aumento. Ayer, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, ratificó en una entrevista con la cadena CNN que el mensaje de Trump "es muy claro", en el sentido de que su país no permitirá que Irán obtenga un arma nuclear. Además, Pence aseguró que el gobernante estadounidense anunciará hoy "sanciones adicionales contra Irán", sin precisar mayores detalles.

De igual forma, el vicepresidente insistió en una afirmación de Trump en tono a quién dio la orden de atacar el dron estadounidense. "El presidente también tenía dudas sobre si el derribo de nuestro avión no tripulado estaba o no autorizado en los niveles más altos", admitió Pence, quien indicó que no están "convencidos de que se haya autorizado en los niveles más altos".

El mismo Trump apuntó en su cuenta de Twitter el sábado que no había dado llamada a "dar marcha atrás" en el ataque a Irán, "como la gente está informando incorrectamente", sino que simplemente detuvo "el avance en ese momento". Posteriormente, circularon versiones de prensa que daban cuenta de que el gobernante había autorizado ese mismo jueves un ataque cibernético contra los sistemas informáticos usados por Irán para controlar el lanzamiento de misiles.

Según The Washington Post, la acción fue coordinada por el Comando Cibernético de EEUU y que el Pentágono decidió lanzarla después del supuesto ataque contra dos cargueros en el mar de Omán.

Respuesta iraní Por su parte, el general de división del Cuerpo de los Guardianes de la revolución (CGR) iraní, Gholam Alí Rashid, advirtió a Estados Unidos ayer de que "en el caso de un conflicto en la región, su alcance y duración no podrá ser gestionado por ningún país". "No buscamos una guerra, pero defenderemos con fuerza los intereses de la honorable nación de Irán contra cualquier tipo de amenaza y agresión", subrayó el Rashid durante una visita al centro de comando y control de los sistemas de radar y misiles de la fuerza aeroespacial del CGR, informó la agencia semioficial Tasnim.

Rashid instó a Washington a "evitar conductas erróneas en la región y actuar con responsabilidad para proteger las vidas de las fuerzas estadounidenses".

En referencia a Arabia Saudí e Israel, aliados de Estados Unidos en la región, Rashin opinó que "el destino de la región está interconectado. O todos estamos en el camino hacia la estabilidad, o la región estará sujeta a la inestabilidad y la guerra como resultado de las políticas intervencionistas de EEUU y la provocación de algunos países concretos".

Irán también informó ayer, a través del ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, de la incursión de un dron estadounidense en su espacio aéreo el pasado mes de mayo y publicó en Twitter un mapa que lo demuestra. El mapa indica la ruta de un MQ-9 Reaper, que es un dron espía estadounidense fabricado por la compañía General Atomics Aeronautical.

En su tuit, Zarif menciona los recientes incidentes en el golfo Persico y señala que tales operaciones del "equipo B" "casi conducen a Trump, a desatar una guerra. Como "equipo B" Zarif se refiere al asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton; el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

"Más muestras, incluido el abuso de un dron espía MQ-9 en las coordenadas 5.26 el día 26 de mayo, la compra de lanchas rápidas y las llamadas telefónicas que programaban vincular a Irán al ataque a los petroleros, muestran que el equipo B solo estaba a unos instantes (...) de conducir Donald Trump a una guerra; la precaución lo evito, pero la guerra económica crea tensiones", tuiteó Zarif.

Programa nuclear En lo que respecta a su programa nuclear, la República Islámica de Irán ha reafirmado que en dos semanas dará su siguiente paso en la reducción de sus compromisos nucleares a no ser que Europa ponga en practica alguna medida.

El presidente del Consejo Estratégico de Relaciones Exteriores de Irán, Kamal Jarazí, subrayó ayer "la seriedad" de Irán a la hora de reducir sus compromisos y agregó que "si los europeos en el plazo de 60 días (que acaba el 8 de julio) no llevan a cabo medidas practicas, daremos nuestros nuevos pasos", según informó la agencia iraní Isna.

"Cuando las autoridades iraníes toman una decisión, permanecen en su decisión", dijo Jarazí al explicar los temas analizados durante su reunión de ayer en Teherán con el asesor del ministro de Exteriores del Reino Unido, Andrew Morrison. - Efe