presidente palestino

Abás se niega a “ser esclavo” del plan de paz de EE.UU.

El diseño económico que impulsa Trump se debatirá mañana en Barein

El presidente palestino da prioridad a la “solución política” para Palestina

09.02.2020 | 07:03
El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, a su llegada a la rueda de prensa que dio en Ramala (Cisjordania).

El diseño económico que impulsa Trump se debatirá mañana en Barein

Ramala - "No seremos esclavos ni sirvientes de Kushner, Greenblatt y Friedman", declaró en Ramala el presidente palestino, Mahmud Abás, en referencia a los promotores del plan económico que se debatirá dentro de dos días en Baréin como punto de partida del acuerdo de paz con Israel que impulsa Washington.

Abás aludió así al yerno y asesor del presidente Donald Trump, Jared Kushner; al enviado especial de la Casa Blanca para Oriente Medio, Jason Greenblatt, y al embajador estadounidense en Israel, David Friedman, en una atípica conferencia con corresponsales extranjeros en la Muqata de Ramala.

También aseguró que antes de que Trump empezase a clarificar sus puntos de vista sobre el denominado Acuerdo del Siglo se reunió con él cuatro veces, y delegaciones de ambas partes hasta en 34 ocasiones, "para hablar de una solución política a la cuestión de Oriente Medio".

"La posición de Trump fue la siguiente: sí, apoyo una solución política, apoyo la solución de dos Estados y no apoyo la solución de un Estado, porque sería un Estado de apartheid", aseguró Abás que le dijo Trump. "Yo estaba asombrado y sentí que en nuestro próximo encuentro encontraríamos una solución rápida a la cuestión palestina y de Oriente Medio", afirmó.

El episodio ocurrió en septiembre de 2017, tras lo que Abás asegura que dos semanas más tarde Trump anunció que había expirado el mandato de la oficina de la representación palestina en Washington, después que reconociera a Jerusalén como la capital de Israel y las posteriores medidas contra UNRWA, la agencia para los refugiados palestinos. "Hasta que Friedman dijo que no hay territorio ocupado y que Israel tiene derecho a construir en toda la tierra palestina", explicó.

Para Abás, "no queda nada del pacto" después de que haya decidido sobre todos estos asuntos: "Jerusalén, fronteras, refugiados", que según los Acuerdos de Paz de Oslo deben cerrarse en una negociación de paz entre israelíes y palestinos.

"Rechazamos por completo todas las decisiones de Trump y hemos parado toda comunicación con la Administración de EE.UU., porque han hecho todas estas declaraciones y decisiones y han cerrado todas las puertas a una solución política", aseguró, antes de pedir al presidente estadounidense que dé marcha atrás y reconozca "que Jerusalén Este es territorio ocupado".

Según su narración, Trump llegó a reconocer directamente que iba a anunciar la solución de dos Estados, pero su yerno y asesor Jared Kushner le interrumpió y le dijo: "No es ahora el momento para esto, por favor, paren".

Abás se mostró dispuesto a hablar con EE.UU. y con otros actores, pero siempre en base a la legitimidad internacional y la solución de dos Estados, y auguró el fracaso a la cita de Manama que arranca mañana. Reiteró su petición de que se haga "una conferencia internacional, como la de Annapolis", una propuesta que "nadie escucha". - Efe

noticias de deia