prórroga concedida

A Bruselas también le tiemblan las piernas ante un Brexit duro

Los estados suavizan sus discursos y avanzan su disposición a conceder una nueva prórroga

08.02.2020 | 23:58
El secretario de Transportes, Chris Grayling, llega, ayer, al número 10 de Downing Street.

Los estados suavizan sus discursos y avanzan su disposición a conceder una nueva prórroga

Bruselas - "Es una locura" decían ayer en la Comisión Europea. Y estados como Holanda, España, Austria, Alemania y, sobre todo Irlanda no quieren oir hablar de un Brexit duro. Van a la cumbre de mañana con la prórroga concedida a cambio de ni siquiera saben de qué, pero piden algún tipo de compromiso británico para salvar la cara y no quedar como los que cedieron. Todos piden condiciones, pero nadie sugiere una sola para imponer al Reino Unido.

El ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, afirmó ayer que España estaría dispuesta a aceptar una prórroga larga del Brexit, pero con condiciones, y aseguró que hará "todo lo posible" para evitar una salida abrupta del Reino Unido de la Unión Europea. "Seguramente, estaremos dispuestos, pero habrá que ver en qué condiciones", indicó Borrell en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros de Exteriores comunitarios, en referencia a la posibilidad de que haya una extensión larga de la negociación del Brexit, como ha sugerido el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Preguntado por cuáles serían esas condiciones, Borrell dijo que la primera ministra británica, Theresa May, es "quien debe decir qué quiere hacer, qué planteamientos quiere". Y es que España todavía no sabe qué condiciones poner. Pero no es exclusivo de un Estado concreto.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, dijo ayer que la aceptación de la extensión para el Brexit por parte de la Unión Europea que ha pedido el Gobierno británico dependerá de que el Reino Unido dé garantías de una "cooperación sincera" y más información sobre cómo aprobará el acuerdo de salida.

como condición, sinceridad En un mensaje en la red social Twitter, Rutte indicó que había hablado ayer con la primera ministra británica, Theresa May, en vísperas de la cumbre europea de mañana miércoles en la que los veintisiete países que permanecerán en la UE deben decidir si dan luz verde a la prórroga hasta el 30 de junio que ha solicitado Londres. Según Rutte, es "crucial saber cuándo y sobre qué base el Reino Unido ratificará el acuerdo de salida". Añadió que "una decisión positiva depende también de las garantías del Reino Unido sobre una cooperación sincera" con la UE. Holanda pide "sinceridad" a cambio de la prórroga.

Mantener la unidad de "los 27", evitar que el Reino Unido salga de la UE sin acuerdo y que los británicos no participen en las elecciones al Parlamento Europeo son para el Gobierno de Austria las tres prioridades en las negociaciones en curso sobre el Brexit.

En cuanto a la posibilidad de dar luz verde a la nueva prórroga del Brexit solicitada por la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, se manifestó "más bien contrario", aunque consideró que podría aceptarla "bajo ciertas condiciones", que no especificó. El Gobierno austríaco tampoco sabe qué pedir para dar su visto bueno a la extensión del plazo para la salida.

La Comisión Europea (CE) recalcó ayer que una salida del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo es "una locura" y "no tiene sentido", pero confió en que se produzcan avances entre los partidos británicos y se aleje la posibilidad de una retirada brusca. "Un Brexit sin acuerdo no tiene sentido, es simplemente una locura. Hay mucho en juego (...) y no hay algo que sea un buen resultado en el Brexit, pero creo que un Brexit sin acuerdo es el peor de todos los resultados", declaró en una rueda de prensa el comisario europeo de Agricultura, el irlandés Phil Hogan.

Añadió que a pesar de "la locura" del Brexit, todavía cree que "el sentido común puede prevalecer" y espera que sea así. Hogan también se mostró esperanzado en que se produzcan avances políticos, en un momento en el que el Gobierno británico conservador mantiene contactos con la oposición laborista para alcanzar un pacto sobre cómo proceder con el Brexit.

"Espero que veamos desarrollos políticos esta semana entre todos los partidos de la Cámara de los Comunes que sean capaces de revertir el escenario de un no acuerdo y esperamos a ver el resultado", comentó.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, el francés Pierre Moscovici, se mostró convencido de que no habrá Brexit duro el próximo viernes y que los jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea (UE) acordarán dar a Londres un plazo suplementario.

Pero, para ello, "es preciso que Theresa May haga propuestas precisas que lo justifiquen", dijo ayer Moscovici, que vio como un signo positivo el diálogo abierto con la oposición laborista. Ese "hecho nuevo" abre "un conjunto de opciones", señaló Moscovici, partidario de que un nuevo retraso "sea útil para preparar una salida ordenada del Reino Unido o un nuevo horizonte".

"Por intuición y por experiencia" afirmó que no cree que haya una salida desordenada porque "es la peor solución para todos y no es deseada ni por la Unión Euriopea ni por el Reino Unido". El comisario precisó, sin embargo, que en caso de retraso el Reino Unido deberá participar en las elecciones europeas, previstas allí para el 23 de mayo porque, en caso contrario, se cometería una ilegalidad. - DEIA/Efe

May

A ver a Merkel y a Macron