Kia Rio, sencillamente bueno

La actualización del compacto surcoreano depara tenues ajustes cosméticos, un equipo multimedia más avanzado e hibridación ligera en los dos motores superiores de una gama con bloques gasolina de 84, 100 y 120 CV. La versión más asequible se oferta por 11.250 euros

14.02.2021 | 01:12
Kia escribe Rio sin tilde, pero pone acento europeo a su estética; plantea recursos tecnológicos de primer orden y un precio difícil de batir.

eL Kia Rio va consolidando su candidatura entre los turismos compactos populares. Su diseño germánico (recuerda un poco el estilo VW), la armonía entre calidad y precio, además de una fiabilidad cada vez más contrastada,lo acercan aesos coches dignos de confianza entre los que el público europeo elige con la tranquilidad de atender solo a preferencias estéticas u ofertas económicas. Tras la reciente puesta al día, que depura técnica y estética, el candidato surcoreano mira de tú a tú a los gallos de su corral (Clio, Polo, Ibiza, 208, Fiesta€). Con el Rio, Kia pretende satisfacer a esa clientela que busca, sencillamente, un buen coche.

La intervención sobre el modelo aprieta un poco más las tuercas de un proyecto cabal, cada día mejor afinado. Su mérito no radica únicamenteen el compendio de diseño, tecnología y empaque general que ofrece, sin duda merecedor de una estimable nota media. Tiene que ver también, con el precio sensato que el fabricante reclama por un producto final con siete años de garantía. Así que el Rio supera con creces las expectativas de la mayoría. La remesa 2021 adereza suimagen, actualiza la instrumentación e incorpora la hibridación ligera de 48V a dos de los tres bloques que integran su gama motriz, exclusivamente de gasolina.Los estilistas de la firma han optado por estrechar la distintiva parrilla nariz de tigre y ensanchar los paragolpes, para dar sensación de profundidad y aplomo. De paso, integran la iluminación diurna LED en las ópticas delanteras, al tiempo que aumentan la paleta de colores y la oferta de dibujos de llanta.

El interior denota un ligero progreso en la calidad de los materiales, más evidente a medida que se asciendeen la tarifa y en la escala de acabados: Concept, Drive y GT Line. Este último es el más completo y resultón,el tope de gama con impronta deportiva. Además, la marca ofrece varios paquetes de equipamiento complementarios.Dentro de la entrega actual del Rio destacael nuevo cuadro,con un display de 10,7 cmentre el velocímetro y el cuentavueltas, así como el estreno de una pantalla digital de instrumentación,de 20 cm, con mayor resolución,dominando el salpicadero.

Otra novedad significativa surge en el ámbito motriz. El elenco, integrado por tres bloques gasolina escalonados, busca la sostenibilidad recurriendo a la electrificación parcial en los dos más solventes, que adoptan hibridación ligera de 48V para contener el consumo y la contaminación. Son variantes del propulsor tricilíndricode un litro con 100 y 120 CV, que incluyen un generador-motor de arranque alimentado por una pequeña batería. Dicho impulsor suplementario emplea la energía del acumulador para apoyar al motor térmico en momentos de intensa demanda de potencia (al acelerar para adelantar, por ejemplo). Aprovecha las deceleraciones para transformar en electricidad parte de la energía liberada y recargarasí la batería.

Este sistema mild hybrid mantiene las potencias conocidas, pero incrementa el par motor y, lo que es más importante, mitiga el consumo y las secuelas medioambientales. Kia asegura que las interpretaciones electrificadas del T-GDi 1.0 reducen entre un 8,1% y un 10,7% las emanaciones de escape. La versión de 100 CV y la de 120 homologan similares promedios ideales de gasto,entre 5,1 y 5,5 litros, y emisiones de CO2, de 116 a 126 g/km.

Los Rio con electrificación suave disponen de seleccióndel modo de conducción, que ofrece respuestas Eco, Sport y Normal. Dan a elegir entre transmisión automática de siete relaciones y caja manual de seis. El modelo también es pionero de su categoría en incorporar un cambio manual inteligente, cuyo embrague electrónico inhibe el funcionamiento del motor cuando se cesa de acelerar. Su acción se percibe al levantar el pie en una pendiente favorable, momento en el que simula un cierto efecto vela y permite el avance por inercia. Kia completa la oferta motriz con uncuatro cilindros de 1.2 litros, que rinde 84 CV. Coopera con una caja manual de cinco marchas para acreditar un gasto medio de 5,4 a 6 litros y un flujo de CO2 de 122 a 137 g/km.

La tarifa oficial del Rio discurreentre 16.625 y 24.325 euros. Los descuentos puntuales y por financiarla vuelven competitiva con rebajas que oscilan entre 4.900 y 5.375 euros. Así, la versión básica se pone a tiro desde 11.400 euros; un microhíbrido de 100 CV, con etiqueta Eco, parte de 13.300 euros; la interpretación más sofisticada puede quedar por debajo de los veinte mil euros.

noticias de deia