Pedro Campo

"El tranvía es un relajante para mí"

Para contar con un transporte como el de Bilbao ha sido clave una visión brillante de quienes idearon su futuro

16.02.2020 | 06:16
Para Campo el tranvía es su transporte preferido; muchas veces se monta en él para disfrutar de la villa.

Día. Martes, 11 de febrero

Hora. 11.00 horas.

Lugar. Parada Euskalduna.

A VECES utiliza el tranvía solo para pasear por Bilbao y disfrutar de la ciudad moderna que se asoma entre edificios y las nuevas zonas; para el presidente de la patronal del comercio vizcaino, Pedro Campo, el autobús turístico está muy bien, pero él no tiene ninguna duda: "Para conocer Bilbao me quedo con el tranvía", confiesa. Siempre que puede y necesita desconectar lo coge en la parada de La Casilla y se recorre la villa hasta el Casco Viejo: "Para los turistas que vienen a visitarnos es un recorrido precioso y para nosotros es una maravilla. El tranvía me relaja y me encanta", apunta. Es en ese recorrido donde, según destaca Campo, se aprecia cómo ha cambiado la ciudad, su transformación. Aunque Pedro fue uno de los que no veía la necesidad de un nuevo transporte público en Bilbao, a día de hoy reconoce su equivocación sin problema. "No me importa reconocerlo. Cuando nos equivocamos es bueno decirlo. En su momento pensé que en Bilbao no se necesitaba un tranvía. ¿Para qué? ¿Qué nos va a solucionar el tranvía teniendo ya un metro?", planteó. Sin embargo, ahora el tranvía es su transporte preferido. "Una alternativa de transporte muy buena y ¡ójala se avance y se termine de cerrar el anillo tranviario!".

Lo cierto es que en opinión de Pedro el transporte se ha desarrollado a ritmo de la ciudad y para ello fue necesaria la "visión brillante" de quienes gobernaron desde las instituciones y supieron ver hacía dónde debía dirigirse la ciudad. "Me quito el sombrero. Lo visualizaron brillantemente y eso hay que reconocerlo públicamente. Creo que no se ha hecho mucho. En su momento les llovieron mil críticas, pero a pesar de todo tiraron adelante con la idea. Gracias a ello contamos hoy con una ciudad fácil de recorrer, con un transporte que ya les gustaría a muchas otras ciudades europeas.

Dentro de ese orgullo de ciudad al que se refiere el presidente de Cecobi el metro ha logrado ocupar una posición primordial... "No es un transporte cualquiera; es muy bilbaino. Nuestro metro da mil vueltas a cualquier otro del mundo. No estoy exagerando. Hace poco me hicieron una encuesta sobre el metro y les dije: "Al metro no le doy un diez, porque eso es la perfección y siempre se puede mejorar, pero le doy una nota de un nueve. Tenemos un metro cuidado, seguro, de calidad, limpio, buenas frecuencias...".

Dotar a una ciudad como Bilbao de un servicio de transporte competitivo fue un gran acierto y oportunidad. "Hace tres décadas Bilbao se situaba entre las ciudades más sucias del Estado. Afortunadamente todo ha ido cambiando".

En este sentido, el transporte ha sido una oportunidad que ha ido evolucionado paralelamente al cambio que ha experimentado la villa. "Hay que mirar la vida como oportunidad y aprovecharse de los cambios". Y es que, según destaca el presidente de Cecobi, la implantación del transporte ha sido en muchos casos un tractor que ha facilitado la movilidad, por ejemplo con los barrios. "No podemos estar todo el día quejándonos. En el comercio debemos apostar por el buen producto, la calidad, cercanía... Con lo que estoy no me puedo conformar, hay que ser ambicioso. La sociedad avanza a pasos de gigante y poco conseguimos si no cambiamos el chip", afirma Campo. En este escenario, Pedro sostiene que la ambición es clave para dar los pasos necesarios y adaptarnos a los nuevos tiempos. "Me niego a creer que eso se ha perdido. Tenemos un comercio competitivo y comerciantes muy buenos", concluye.